INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

12.1. Terapia cognitivo conductual (TCC)

Selecciona el idioma :

Este video solo está disponible para los alumnos que han adquirido el curso
Transcripción

La psicologia es una de las ciencias que más a contribuido al desarrollo del coaching. Una de las terapias más utilizadas actualmente es la terapia cognitivo conductual (TCC). Esta proporciona un conjunto de técnicas que se usan en diferentes ámbitos, entre ellos el coaching.

Esta terapia se centra en la relación que se da entre la situación (estimulo) y la reacción (respuesta) del individuo. Por la parte conductual, estudia el comportamiento y la relación que se establece con el medio. En la parte cognitiva, los fenómenos que no se observan, los procesos mentales que nos hacen funcionales: sensaciones, pensamientos, sentimientos, emociones, memoria, etcétera. Con un acercamiento integral donde un cambio en una de las partes afecta a la otra.


¿Para qué sirve la TCC?

Se utiliza como psicoterapia en el tratamiento de personas con dificultades o con un trastorno de ansiedad, de depresión, de sueño u obsesivos compulsivo, para enfrentar fobias, abuso de sustancias, entre muchos otros. Su objetivo es que las personas modifiquen su forma de pensar para poder cambiar su comportamiento y sus emociones. Actualmente estas técnicas se aplican en diversos contextos con un alto grado de efectividad.


La TCC ofrece medios (principios y técnicas) para aprender a lidiar con las situaciones personales y profesionales de la vida. Desde un punto de vista práctico sirve para que la persona llegue adonde quiere estar superando las limitaciones autoimpuestas. Esto se consigue flexibilizando la forma de pensar y con las que se pueda adaptar a las nuevas situaciones.

A pesar de que en el coaching los clientes se centran en la acción, es importante que tomen conciencia de la causa que subyace en su comportamiento y aprendan a responder constructivamente a los estimulos internos y externos, para al final generar el cambio que desean. Es por eso que esta terapia constituye una de sus principales influencias.


La TCC y el coaching

El coaching se enfoca en la consecución de objetivos muy concretos y muchas veces las personas son su peor enemigo y se auto sabotean. Es necesario cambiar esa conducta pero para eso lo primero es conocer qué es lo que desencadena ese pensamiento, esa emoción o esa acción en primer lugar.


Cuanto influyen nuestra percepción y las ideas preconcebidas que tenemos del mundo en los resultados que obtenemos, en las decisiones que tomamos o en como reaccionamos. ¿Qué se esconde tras nuestro comportamiento? ¿Es posible reeducarnos y modificar nuestra conducta para tener una vida más satisfactoria?

El propósito del coaching es mejorar la calidad de vida de la persona, que consiga sus metas, que aprenda a conocerse y que saque su mejor versión.

Esto se alinea totalmente con el objetivo de la TCC en cuanto a ser autoconcientes, encontrar las motivaciones que nos hagan actuar diferente y adquirir las habilidades para alcanzar el bienestar.

Podemos decir entonces que ayuda al cliente a:

  • Superar problemas, tanto de conducta como emocionales.
  • Comprender el origen de ideas, emociones y comportamientos.
  • Conocer y modificar las creencias que limitan el desempeño y ocasionan estress.
  • Establecer objetivos más realistas y alcanzables.
  • Desarrollar estrategias para afrontar satisfactoriamente las situaciones que se presenten.


Modelo ABC de Albert Ellis

Este modelo propone que la forma de responder a un evento depende de las creencias desarrolladas por el individuo. Por lo que aunque varias personas vivan una misma situación tendrán diferentes formas de afrontarla. Este modelo tiene 3 pasos:

  • Primero: se tiene en cuenta el hecho que afecta a la persona. Puede darse dentro de la mente o ser una situación del exterior. El estimulo.
  • Segundo: se tiene en cuenta todo lo que empieza a procesar la persona debido a ese.
  • estimulo: creencias, pensamientos, actitudes e imágenes. Este sistema de creencias puede ser racional o irracional y trae aparejado emociones fuertes.
  • Tercero: se tiene en cuenta las consecuencias, la conducta que se manifiesta, tanto en el comportamiento como la respuesta emocional.
  • Estos pasos pueden señalarnos las posibles causas, tanto en nosotros como en el entorno. Y reconocer los patrones de pensamiento que pueden estar ocultos. Lo más complicado es identificar el verdadero detonante. La creencia que determina la interpretación del suceso.
  • Una creencia es una idea que se considera verdadera pero que es una verdad subjetiva que utilizamos para relacionamos con la realidad. Son ideas que se han establecido en nuestra mente a lo largo de la vida en base a experiencia, crianza y educación. Nos mueven a actuar y a sentir de determinada manera pero pocas veces somos conscientes de la razón. Esto hace más dificil encontrar lo que no funciona bien en nosotros, que seria aquello que mina el bienestar general y la confianza.
  • Cuando se descubre que es lo que nos está limitando, la creencia que no nos permite avanzar, debemos confrontarla. Preguntarnos si lo que pensamos se corresponde a la realidad, si es útil o positivo continuar por ese camino.
  • Si después del análisis resulta que no tienes pruebas de estar en lo correcto y esos pensamientos no te ayudan a llegar a la meta que te estableciste o a sentirte bien contigo mismo, debes comenzar a trabajar para cambiar los patrones de pensamiento.
  • Uno va creando su mundo según sus conceptos acerca de la vida y estos se construyen a partir de las experiencias, de lo ...... Si quieres seguir con los estudios te ofrecemos una super oferta, podras acceder a todos los cursos de la web por un unico pago de ???

¿Hay algún error o mejora?

¿Dónde está el error?

¿Cúal es el error?