INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

5.4. Aprende a identificar el comportamiento detrás de las acciones

Selecciona el idioma :

Por favor, inicia sesión para que tu progreso sea registrado. Sin iniciar sesión, podrás visualizar el video pero no se aumentará tu avance en el curso
Transcripción

En el ámbito del coaching de equipos y el liderazgo, una habilidad fundamental radica en la capacidad de identificar el comportamiento subyacente detrás de las acciones de los miembros del equipo. Esta destreza va más allá de lo evidente, permitiendo adentrarnos en las motivaciones, creencias y emociones que impulsan las conductas individuales. Al comprender estas dimensiones internas, se obtiene una visión más profunda y precisa de cómo los individuos interactúan y contribuyen al equipo en su conjunto.

La gente a menudo debe dar un paso más para identificar el comportamiento en los demás. A partir de estos comportamientos, emergen detalles específicos que pueden ser aprovechados para conocernos mejor. Sin embargo, es importante desafiar la tendencia aprendida de etiquetar a las personas con características de personalidad, como "perezoso" o "desinteresado". En lugar de etiquetas, el enfoque debe ser en describir lo que están haciendo, ya que las actitudes y los rasgos no son indicativos útiles en el proceso de desarrollo.

Es crucial reconocer que los comportamientos señalados son manifestaciones de reacciones internas. Cuando alguien habla de una manera determinada, por ejemplo, esto provoca una reacción predecible en otros. Esta reacción está arraigada en la cultura y la percepción compartida. Es más efectivo centrarse en los comportamientos observables y medibles, en lugar de hacer interpretaciones subjetivas sobre las motivaciones internas.

Al pensar en el cliente y en cómo mejorar las habilidades que se están desarrollando, es esencial desglosar cada habilidad en comportamientos específicos y medibles. Cada habilidad puede ser descompuesta en acciones concretas que dos personas pueden observar y concluir de manera independiente. Al hacerlo, se promueve una comprensión compartida y objetiva del progreso.

La efectividad radica en comunicar de manera positiva las expectativas. En lugar de enfocarse en lo que no se debe hacer, es más constructivo señalar lo que se espera y reforzarlo de manera positiva. Al incentivar el comportamiento deseado, se motiva a los miembros del equipo a reemplazar los patrones no deseados por acciones más alineadas con los objetivos del equipo.

Un coach inteligente guiará a su cliente hacia la identificación del comportamiento correcto para reemplazar aquellas acciones que no contribuyen a la consecución de los objetivos. La capacidad de discernir aporta profundidad y claridad a las dinámicas del equipo.

Aquí exploraremos en detalle cómo aprender a descifrar el comportamiento detrás de las acciones:

  • Escucha activa y observación: tu habilidad para escuchar activamente y observar con detenimiento es fundamental. Las palabras elegidas, las expresiones faciales, el lenguaje corporal y el tono de voz pueden revelar lo que realmente está sucediendo en la mente y el corazón de los miembros del equipo.
  • Preguntas profundas: utiliza preguntas abiertas y profundas para explorar más allá de la superficie. Preguntar "¿Qué te llevó a tomar esa decisión?" o "¿Cuál es el propósito detrás de esa acción?" puede desenterrar motivaciones más profundas.
  • Contexto y experiencias pasadas: comprender el contexto en el que se desarrolla el comportamiento es crucial. Experiencias pasadas pueden influir en cómo reaccionan y se comportan los individuos en situaciones presentes.
  • Reconocimiento de patrones: mantén un ojo atento a los patrones de comportamiento que se repiten en el tiempo. Reconocer estas tendencias puede proporcionar una visión más clara de cómo una persona responde en diversas circunstancias.
  • Expresión de emociones: las emociones expresadas brindan pistas importantes. Observa cómo reaccionan emocionalmente los miembros del equipo, ya que esto puede revelar sus preocupaciones, deseos y percepciones subyacentes.
  • Creencias y valores: explora las creencias y valores personales que influyen en las acciones de los individuos. Al comprender estas creencias fundamentales, podrás comprender mejor las decisiones que toman.
  • Contexto organizacional: considera cómo el entorno organizacional y la cultura pueden influir en el comportamiento. Algunas acciones pueden ser respuestas a las presiones o expectativas del entorno laboral.
  • Empatía y conexión: desarrolla empatía y conexión genuina con los miembros del equipo. Al ponerse en sus zapatos y comprender sus perspectivas, podrás descubrir sus motivaciones y comprender sus acciones desde su punto de vista.


Al aplicar estas estrategias, te convertirás en un coach efectivo que puede identificar y descifrar el comportamiento subyacente de los miembros del equipo.

¿Hay algún error o mejora?

¿Dónde está el error?

¿Cúal es el error?