INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

3.2. La influencia de nuestras comidas en el sueño

Selecciona el idioma :

Este video solo está disponible para los alumnos que han adquirido el curso
Transcripción

Nuestra forma de alimentarnos juega un papel poco conocido en la calidad de nuestro sueño. Todos hemos notado cómo al comer durante determinados horarios, puede aumentar o disminuir la sensación del sueño. Esto se explica a raiz del trabajo que se realiza en nuestro sistema digestivo, con el fin de procesar los alimentos ingeridos.

Dicho esto, comer en grandes cantidades puede provocar algo de sueño, mientras que dormir con el estómago muy lleno puede afectar la calidad de este. El proceso digestivo puede afectarse cuando dormimos, atendiendo al tipo de comidas que realizamos y qué tan seguido nos hemos acostados una vez que hemos terminado de comer.

Esto no es una regla a seguir, muchas personas pueden ingerir grandes cantidades de comidas y acostarse sin problema alguno. Lo que resulta más interesante es analizar cómo determinados nutrientes y macronutrientes pueden afectar la calidad de nuestro sueño. Para ello estaremos realizando la siguiente guia, donde profundizaremos en el impacto que tienen ciertos alimentos a la hora de conciliar el sueño.


El nivel de azúcar en sangre

Cuando ingerimos alimentos altos en azúcar, como pueden ser los carbohidratos refinados, se descompensa el nivel de azúcar en nuestra sangre, provocando picos de subidas de la misma, para una posterior caida brusca. La caida de los niveles de azúcar, una vez que hemos experimentado la subida brusca, suele provocar esa sensación de somnolencia tan común después de comer.

No obstante, algunos estudios vinculan a estos cambios violentos en los niveles de azúcar en sangre, con afectaciones a la calidad del sueño, cuando las comidas son ingeridas justo antes de ir a dormir.


Los alimentos ricos en grasas saturadas

Los alimentos ricos en grasas saturadas son uno de los factores de riesgos más comunes en la aparición de disimiles enfermedades cardiovasculares. Se encuentra fuertemente relacionados con el aumento del colesterol en sangre y de los triglicéridos. Consumir abundante grasa saturada también puede contribuir al desarrollo de enfermedades como la diabetes, lo que conlleva a que los niveles de glucosa en sangre no se estabilicen con normalidad.

Dado los efectos tan nocivos que provocan estas grasas en el organismo humano, se recomienda disminuir el consumo de las mismas para preservar la calidad de nuestra salud. Como efecto secundario a lo antes nombrado, se ha evidenciado cierta relación entre el abuso del consumo de grasas saturadas y la calidad del sueño de las personas, si bien la relación directa aún adolece de estudios profundos, es mejor evitarlas y centrarnos en mantener una dieta balanceada.


Los alimentos ricos en triptófano

El triptófano es un aminoácido que favorece a la producción de serotonina y melatonina. Mientras que la melatonina aumenta la sens ...... Si quieres seguir con los estudios te ofrecemos una super oferta, podras acceder a todos los cursos de la web por un unico pago de ???

¿Hay algún error o mejora?

¿Dónde está el error?

¿Cúal es el error?