INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

Lucha contra el envejecimiento: el deporte

2024-04-05

El deporte es uno de los medios más eficaces para combatir el envejecimiento en el ser humano. La actividad física prolongada a través de los años no solo mejora nuestra apariencia física, ya que tonifica nuestros músculos haciendo que nuestra piel luzca menos flácida, sino que reduce de forma significativa la posibilidad de enfrentar diversas enfermedades que atentan contra nuestra calidad de vida. Las enfermedades cardiovasculares son de las más frecuentes en la tercera edad, el deporte trabaja sobre nuestro sistema cardiovascular, fortaleciendo nuestro corazón y mejorando el bombeo de la sangre.

Haciendo ejercicios mejoramos nuestra capacidad pulmonar, aumentamos la elasticidad y flexibilidad de nuestras articulaciones y favoreciendo nuestras funciones motoras. Hacer ejercicios es recomendable a cualquier edad, son muchísimos los tipos de actividades físicas que podemos adaptar a nuestras rutinas diarias, por lo que no existe excusas para no incorporar este importante hábito en nuestras vidas.

Durante el desarrollo de la presente guía estaremos hablando sobre algunos de los elementos más importantes relacionados al impacto que tiene el deporte en la lucha contra el envejecimiento.

El deporte nos hace lucir más jóvenes

Es una realidad innegable, las personas que se ejercitan muestran una apariencia física más juvenil que aquellas que no lo hacen. Independientemente de cuál sea tu edad, tonificar tus músculos y trabajar sobre tu condición física te hará ostentar un perfil mucho más juvenil y saludable. La piel se ve beneficiada de la práctica de ejercicios físicos al aumentar nuestra masa muscular. De igual manera liberamos toxinas que son perjudiciales para nuestra salud y que actúan como catalizadores del envejecimiento.

El deporte mejora nuestra salud mental, ya que nos libera del estrés, que es uno de los factores que más inciden en la aceleración de la vejez en el ser humano.

El deporte te hará transitar por una vejez más placentera

Lo que más nos preocupa de llegar a la vejez es la aparición de posibles enfermedades relacionadas a esta. Es un hecho que las personas ancianas presentan un patrón de riesgo más elevado ante una gran gama de enfermedades. La actividad física es uno de los remedios preventivos más eficaces con los que contamos para prevenir la aparición de estas enfermedades.

Tanto las afecciones cardiovasculares, cerebrovasculares, respiratorias y motoras disminuyen su riesgo en nosotros cuando nos mantenemos ejercitados. Los efectos letales de la vejez se verán contrarrestados de forma significativa si mantienes una conducta activa a diario.

Escoge la actividad física que se adapte a tus posibilidades

No todos contamos con el tiempo para entrar a un gimnasio por dos horas de lunes a viernes, de hecho, ni siquiera es necesario. Basta con que vayas incorporando de forma paulatina la actividad física a tus rutinas diarias para comenzar a disfrutar de los beneficios de esta. Actividades tan sencillas como caminar 15 minutos en las mañanas impactará positivamente en tu bienestar mental y físico.

Según tu cuerpo vaya adaptándose al ejercicio, podrás comenzar a incorporar elementos más exigentes, tal es el caso de correr por unos minutos o realizar algunos ejercicios caseros. Si correr o caminar son actividades que causan pereza en ti, no tienes por qué preocuparte, piensa en algún deporte que desees practicar con la familia, ya sea uno que hayas experimentado antes y sea de tu agrado u otro que desees aprender. De esta forma ejercitarte, también será tu pasatiempo, ayudándote a socializar y romper con las rutinas diarias.

Son muchos los beneficios de incorporar el deporte a tu vida, vale la pena intentarlo y aprender a disfrutar de este tan importante hábito que te hará transitar por una vejez saludable.

Si tienes interés en cursos de nutrición en ofertas pulsa aquí.