INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

La alimentación saludable

2024-04-05

La alimentación saludable se refiere a proporcionar a cada individuo los alimentos necesarios para satisfacer sus necesidades nutricionales en diferentes etapas de la vida (infancia, adolescencia, edad adulta y vejez) y en situaciones de salud. Es importante tener en cuenta que este concepto se aplica a la alimentación saludable en general y puede servir como base para la alimentación diaria. Sin embargo, en caso de presentar síntomas específicos relacionados con enfermedades o tratamientos, es necesario seguir recomendaciones dietéticas específicas.

Cada persona tiene requerimientos nutricionales específicos según su edad, sexo, altura, nivel de actividad física y estado de salud o enfermedad.

Para mantener la salud y prevenir la aparición de enfermedades, es necesario adoptar un estilo de vida saludable. Esto implica elegir una alimentación equilibrada, realizar actividad física regularmente (como caminar al menos 30 minutos al día) y evitar fumar y consumir bebidas alcohólicas en exceso.

Características de una alimentación saludable:

  • Completa: Debe proporcionar todos los nutrientes necesarios para el organismo, incluyendo carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas, minerales y agua.
  • Equilibrada: Los nutrientes deben estar distribuidos en proporciones adecuadas. Por ejemplo, los carbohidratos deben representar entre un 55% y un 60% de las calorías totales diarias, las grasas entre un 25% y un 30%, y las proteínas entre un 12% y un 15%. Además, se debe consumir de 1,5 a 2 litros de agua al día.
  • Suficiente: La cantidad de alimentos debe ser adecuada para mantener un peso dentro de los rangos normales y, en el caso de los niños, asegurar un crecimiento y desarrollo adecuados.
  • Adaptada: Debe ajustarse a la edad, sexo, altura, nivel de actividad física, ocupación y estado de salud de la persona.
  • Variada: Debe incluir diferentes alimentos de cada grupo (lácteos, frutas, verduras, cereales, legumbres, carnes, aves, pescados, etc.). La variedad garantiza la ingesta de todos los nutrientes necesarios y hace que la alimentación sea más agradable.

Clasificación de los alimentos

Los alimentos se clasifican en grupos según su composición predominante de nutrientes, tal como se indica en las tablas de composición de alimentos utilizadas comúnmente en la planificación de la dieta. Otra forma de clasificación se basa en la utilidad o beneficio que el organismo obtiene de cada nutriente presente en un alimento específico.

Algunos nutrientes, como el hierro y el calcio, se encuentran ampliamente distribuidos en alimentos como legumbres y verduras; sin embargo, el organismo no los aprovecha de manera óptima en comparación con cuando se obtienen de la carne y sus derivados, o de la leche, respectivamente.

En términos generales, los alimentos se agrupan en los siguientes grupos: alimentos energéticos, que incluyen los carbohidratos (CHO) y las grasas; alimentos plásticos, que son las proteínas y tienen una función constructiva; y alimentos reguladores, que son las vitaminas y los minerales y desempeñan un papel de regulación en el organismo.

Cuánta cantidad de cada alimento se debe consumir?

El concepto de cantidad está relacionado con la noción de ración. Entendemos por ración la cantidad o porción de alimento que se ajusta a la medida de un plato "normal", o también puede referirse a una o varias unidades, como un huevo, un yogur o piezas de fruta. En la tabla de frecuencia recomendada para cada grupo de alimentos, encontrarás las medidas caseras y el peso equivalente por ración para un adulto saludable (tabla 5). Sin embargo, es importante recordar que estas son recomendaciones generales.

Si experimentas poco apetito o presentas síntomas específicos, debes seguir las recomendaciones para esas situaciones particulares (consulta "Si tengo poco apetito y me cuesta comer, >Qué puedo hacer?") o consultar la sección de "Recomendaciones dietéticas específicas".

Si estas interesado en ofertas de cursos en nutrición te recomendamos.