INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

Diagnóstico diferencial de la ec con otras afecciones gastrointestinales

2024-04-05

La interpretación de los resultados de las pruebas de detección de la enfermedad celíaca (EC) puede ser complicada. El médico capacitado en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad celíaca tendrá que hacer un diagnóstico diferencial para descartar otras afecciones que puedan compartir sus síntomas o hallazgos clínicos y de laboratorio parecidos.

Diferentes enfermedades pueden compartir uno o más síntomas. El médico elabora una lista de posibles afecciones a partir de los síntomas, historia clínica, antecedentes familiares, medicamentos que consume, estilo de vida y el examen físico.

Después de esto comienza un proceso de descarte de las enfermedades sospechosas, en el que se realizan las pruebas pertinentes y se interpretan sus resultados hasta dar con la causa e iniciar el tratamiento.

El diagnóstico diferencial de la enfermedad celíaca con otras afecciones gastrointestinales es importante debido a que los síntomas pueden ser similares en varias condiciones, lo que puede llevar a un diagnóstico erróneo y un retraso en el tratamiento adecuado.

Algunas de las afecciones gastrointestinales que pueden presentar síntomas similares a la enfermedad celíaca son:

  • Sensibilidad al gluten no celíaca (SGNC): La SGNC se caracteriza por síntomas similares a los de la enfermedad celíaca, pero sin la presencia de daño en el intestino delgado. La sensibilidad al gluten no celíaca puede ser difícil de diagnosticar debido a la falta de marcadores biológicos específicos. Los síntomas de la SGNC incluyen diarrea, dolor abdominal, distensión abdominal, fatiga y depresión.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (EII): La EII es un término general que se refiere a un grupo de trastornos inflamatorios crónicos del intestino, como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. La EII puede presentar síntomas similares a los de la enfermedad celíaca, como dolor abdominal, diarrea y pérdida de peso. Sin embargo, en la EII también puede haber sangre en las heces, fiebre y anemia.
  • Síndrome del intestino irritable (SII): El SII es un trastorno funcional del intestino que se caracteriza por dolor abdominal recurrente, distensión abdominal y alteraciones del patrón de evacuación. Los síntomas del SII pueden ser similares a los de la enfermedad celíaca, pero no hay daño en el intestino delgado. El SII puede ser difícil de diagnosticar, ya que no hay pruebas específicas para esta afección.
  • Alergia alimentaria: La alergia alimentaria es una respuesta del sistema inmunológico a un alimento específico. Los síntomas de una alergia alimentaria pueden ser similares a los de la enfermedad celíaca, como náuseas, diarrea, dolor abdominal, erupciones y vómitos. Sin embargo, en una alergia alimentaria también pueden presentarse congestión en la nariz y ojos, problemas para respirar, urticaria o hinchazón. La alergia alimentaria tampoco destruye la pared del intestino.

Para diferenciar la enfermedad celíaca de otras afecciones gastrointestinales, se realizan diversas pruebas de diagnóstico y análisis. El médico puede solicitar pruebas de sangre, como la medición de anticuerpos anti-transglutaminasa tisular (anti-tTG) y anticuerpos anti-endomisio (anti-EMA), que suelen ser elevados en la enfermedad celíaca. También se puede realizar una endoscopia con biopsia intestinal para evaluar el daño en el intestino delgado y para descartar otras afecciones que puedan presentar síntomas similares.

Además, el médico puede realizar pruebas para detectar alergias alimentarias o examinar la función del intestino mediante pruebas de tránsito intestinal o de motilidad.

Si tienes interés en cursos de nutrición en ofertas pulsa aquí.