INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

¿por qué un cliente necesita un coach de vida?

2024-04-05

El coaching de vida como servicio al fin, surge ante una necesidad previa existente en el mercado. El nuevo auge de profesionales que se forman en esta materia se encuentra motivada de forma proporcional por el aumento del número de personas que demandan de estos servicios para satisfacer sus necesidades personales. Dicho esto, es importante comprender qué papel juega esta profesión para la sociedad y por qué se acude a este servicio.

Durante el desarrollo de la siguiente guía estaremos abordando algunos de los puntos claves por los cuales surge la necesidad de acudir a un coach de vida.

Ayuda en el manejo y gestión de las emociones

El coach está capacitado para trabajar en el manejo y gestión de las emociones de sus clientes, sin llegar a ser un psicólogo, un coach puede ofrecer una ayuda muy importante para aquellos que presentan conflictos emocionales o necesitan evacuar los problemas que le aquejan y que no tienen una solución clara para ellos.

Cada persona presenta un desarrollo emocional independiente, por lo que la capacidad para manejar las emociones puede diferir entre los que necesitan de ayuda externa para las situaciones más complejas y los que gozan de cierta aptitud para mantener el autocontrol y lidiar con la problemática haciendo uso de herramientas propias. Elegir o no un coach de vida dependerá sustancialmente de las necesidades particulares de cada persona.

Ayuda en la toma de decisiones y el análisis de los problemas

Un coach puede ser la persona indicada para esos momentos en los que debes enfrentar problemas altamente complejos, que dificultan de forma sustancial la toma de decisiones. Contrario a lo que algunos pudiesen llegar a pensar, un coach no te dirá lo que debes hacer, el coach aporta su experiencia y pone sus conocimientos a favor de tus intereses para analizar de forma neutral cada situación en concreto y ayudarte a tomar la mejor decisión.

Teniendo esto en cuenta, es importante que sepas elegir una coach que haya transitado por problemáticas similares o relacionadas a las que te encuentras enfrentando. Un buen coach puede reducir significativamente los esfuerzos de cara a resolver una situación determinada. A veces la mejor manera de solucionar un conflicto comienza por aceptar que necesitamos ayuda, el coach es esa ayuda especializada con la que podrás contar como aliado en tus intereses, siempre recordando que eres tú el mayor responsable de cada decisión que tomas.

Aprender a valorarnos y descubrir nuestras potencialidades internas

Muchas personas suelen tener problemas a la hora de autopercibirse de forma realista, esto sucede naturalmente porque la neutralidad a la hora de juzgarnos a nosotros mismos va a estar sesgada ante nuestra incapacidad de reconocer nuestros defectos y virtudes. Entender cuáles son aquellos elementos en los que debemos trabajar para construir una mejor versión de nosotros mismos, es fundamental para nuestro desarrollo personal.

De igual manera ocurre con nuestros puntos fuertes a nivel personal, esos que deben ser potenciados, ya que poseemos aptitudes innatas de gran valor a la hora de enfrentar las situaciones complejas que van sucediendo en el camino. Estos puntos fuertes o aptitudes innatas, en muchas ocasiones, son difíciles de detectar, a medida que el coach va interactuando con sus clientes en cada sesión de descubrimiento, se logra penetrar en el interior del cliente para hacer notar las cualidades antes señaladas.

Descubrir estas fortalezas internas que todos tenemos, mejorará nuestra autoestima y contribuirá a que aprendamos a valorarnos de forma positiva, reconociendo nuestras debilidades, pero también nuestras fortalezas. El trabajo constante en mejorar nuestras debilidades y potenciar nuestras fortalezas, es la clave fundamental a la hora de construir una mejor versión de nosotros mismos.