INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

Mantén una buena relación con tus clientes

2024-04-05

El coaching de vida es una profesión que demanda de una gran implicación emocional por parte del coach en su relación con el cliente. Por lo general, es muy común la creencia de que la relación profesional que se establece entre el coach y el cliente debe estar limitada a los aspectos laborales concernientes al problema que se está tratando durante las sesiones, este error induce a la aparición de limitaciones afectivas que pueden afectar de forma significativa la efectividad de la comunicación.

Durante el desarrollo de la presente guía estaremos abordando algunos de los elementos más importantes respecto a la importancia de mantener una buena relación con tus clientes, para garantizar una comunicación efectiva con los mismos.

Sé afectuoso en el trato hacia tus clientes

Sin pretender que llegues a entablar una amistad con tus clientes, debes saber que es de gran importancia que aprendas a cuidar la relación que sostienes con estos. Intenta mostrarte de forma afectuosa en el trato que mantienes con tus clientes, esto permitirá que el mismo se implique con mayor grado de sinceridad en las comunicaciones que establecen durante las sesiones de coaching. Valores como la empatía, la solidaridad y el humanismo, son fundamentales en el trato hacia terceras personas.

Permite el debate sobre asuntos ajenos a la problemática

Muchos coaches evitan que la comunicación con sus clientes se extienda hacia temas personales o ajenos a la problemática a tratar, esto pudiese constituir un error si tomamos en cuenta que uno de los factores más importantes a la hora de establecer una comunicación efectiva es la confianza. Cuando logramos que nuestro cliente confíe en nosotros, es más probable que acceda a comunicarse de forma más abierta, transmitiendo sus sentimientos y experiencias para conformarnos un perfil mucho más certero.

Si notas que tu cliente desea abordar temas que no son de valor para la sesión, pero que ayudan a que este pueda entrar en confianza, brinda el espacio para que lo haga con total libertad. Si bien es cierto que la sesión pudiese desvirtuarse por unos instantes, lograrás que el cliente aumente el nivel de confianza que tiene en tu persona y por ende mejorará la calidad de las futuras sesiones que lleves a cabo.

Muestra preocupación e interés en tus clientes

Una de las mejores maneras de lograr que mejore la relación que tienes con tus clientes es mostrando preocupación e interés en las cosas que le inquietan. Anota cada detalle que surja en cada sesión, lógicamente es muy complejo recordar todo cuando se tienen muchos clientes, por ello debes hacer uso de una agenda o algún sustituto que te permita recordar las cosas que te comunica tu cliente y sobre las cuales él esperaría que mostraras algún interés en el futuro.

Si te cuenta cosas como problemas que tiene en su vida privada, fechas próximas importantes, asuntos que debe resolver la semana próxima, etc, tú tendrás el control de estos elementos, por lo que al iniciar la sesión siguiente, comenzarás preguntándole por cómo le ha ido con esos asuntos. Ponernos en el lugar del cliente es la mejor herramienta que tenemos para saber qué funciona y qué no a la hora de mejorar nuestras relaciones. Trata a tus clientes de la misma forma en la que quisieras que alguien te tratara a ti.

No tienes que ser oportunista o fingir un interés que no es real, trata de mostrarte honesto y mentalízate en que tu mayor deseo es que tu cliente pueda confiar a plenitud en ti, ya que debes trabajar a diario con sus emociones y esto requiere de cierto grado de confianza por ambas partes.