INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

Evalúa qué tan receptivos están tus clientes

2024-04-05

Las sesiones de descubrimiento juegan un papel esencial a la hora de conformarnos un perfil integral del cliente, que englobe tanto los aspectos profesionales, personales y emocionales del mismo. No siempre un cliente llega a nosotros con la misma motivación o receptividad, por lo que independientemente de qué tan bien hagamos nuestro trabajo, este no surtirá el mismo efecto en todos por igual, ya que el contenido a recibir no es procesado de igual manera por aquellos que están verdaderamente receptivos y los que no tienen buena disposición durante la sesión.

Durante el desarrollo de la presente guía estaremos analizando algunos de los aspectos esenciales relacionados con la necesidad de evaluar qué tan receptivos están nuestros clientes, con el objetivo de adaptar nuestras estrategias y acciones en función de su estado emocional.

En qué influye conocer qué tan receptivos se encuentran nuestros clientes?

El servicio que ofrece un coach está directamente vinculado con el trato interpersonal y la capacidad que tiene el cliente de asimilar los contenidos recibidos y poner en práctica los conocimientos aprendidos en función de solventar sus problemas y optimizar su desarrollo personal y espiritual. Si nuestro cliente se encuentra receptivo, la comunicación con el mismo fluirá de mejor manera, logrando así que asimilen eficientemente cada una de tus orientaciones y se impliquen conscientemente en el trabajo que deben realizar.

Conociendo lo anterior, la importancia de entender qué tan receptivos se encuentran nuestros clientes, radica en la facilidad de usar esta información para construir estrategias comunicativas que permitan entablar una relación sostenible a favor de satisfacer los intereses del cliente, aún cuando estos no se encuentran en su mejor momento emocional.

Elabora estrategias comunicativas para cada cliente en particular

En dependencia del grado de receptividad que presente el cliente serán las estrategias comunicativas a usar. Si el cliente no está receptivo durante el desarrollo de nuestras sesiones de coaching, debemos acudir a recursos comunicativos que nos permita entrar en un ambiente de confianza, donde podamos relajar las tensiones y brindemos el espacio necesario al cliente para que este se pueda desenvolver de forma eficiente sin que se afecten los contenidos impartidos.

Aquí juega mucho a favor la pericia y astucia que posea el coach, este debe saber determinar cuál es la mejor manera de transmitir los contenidos, respetando cada momento y ofreciendo los tiempos adecuados para mejorar el estado emocional del cliente.

Lleva el control de la evolución del cliente

Cuando detectes que tu cliente no se encuentra receptivo y que por ende se está afectando el desarrollo de las sesiones, procederás a aplicar estrategias con el fin de mejorar el estado anímico del mismo. Para medir la efectividad de estas estrategias, debes comenzar por llevar un control estricto de cómo se va desarrollando el estado emocional del cliente a lo largo del tiempo. Realiza anotaciones de forma regular, donde puntúes del 1 al 5 qué tan enfocado y receptivo se encontraba el cliente durante la sesión. De esta forma podrás valorar si debes reformular o no las estrategias que estás aplicando.

Involucra al cliente en los problemas a los que se deberá enfrentar, debe entender que esto es tarea de ambos y que no puede esperar que su estado emocional mejore si no se decide a trabajar en él de forma activa. Puedes hacerle notar tu criterio y evaluación sobre lo que has percibido durante cada sesión, para que sepa si su proyección es la adecuada o debe seguir trabajando por mejorar.

No hay que afligirse por tener períodos malos, esto es algo que sucede en todos los aspectos de la vida, lo importante es la capacidad que tenemos para sobreponernos y enfrentar las dificultades.