INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

Alentar a tus clientes

2024-04-05

El coach es un profesional que debe enfocarse en desarrollar habilidades de gran impacto desde la multidisciplinariedad. El estado emocional que profesan nuestros clientes, juega un papel fundamental en los posibles resultados a obtener durante el desarrollo de nuestras sesiones de coaching.

Teniendo esto en cuenta, es de vital importancia trabajar en el estado anímico de nuestros clientes si queremos un mayor impacto en los mismos. Alentar a los clientes y mostrarles las oportunidades de crecimiento que tienen a través de tus servicios, les permitirá mantenerse enfocados y volcar sus esfuerzos en las metas trazadas.

Durante el desarrollo de la presente guía estaremos abordando algunos elementos significativos a la hora de motivar a tus clientes y enfocarlos en la obtención de resultados satisfactorios para su desarrollo personal.

Muéstrales a tus clientes cuáles son los posibles resultados

Una de las fuentes más poderosas de la motivación es la visualización de los posibles resultados futuros de nuestras acciones. Una de tus estrategias como coach, a la hora de alentar a tus clientes a trabajar con dedicación, es mostrarles los posibles resultados que pueden llegar a obtener. Este es un recurso motivacional muy utilizado en casi todas las aristas profesionales.

Sucede en el deporte, donde el entrenador enfoca a sus jugadores en las posibles recompensas de sus esfuerzos, de igual manera pasa en el mundo empresarial, donde los directores de las empresas prometen aumentos de sueldos y recompensas a aquellos que trabajen con dedicación y tengan buenos resultados.

A la hora de mostrar los posibles resultados a los clientes debes hacerlo desde la honestidad, siendo realista, pero con una visión positiva, destacando que todo dependerá de la dedicación que pongan en su trabajo.

Muéstrales a tus clientes cuál ha sido su progreso

En ocasiones no necesitas hacer uso de los resultados futuros para lograr motivar a tus clientes, basta con hacer notar aquello que han alcanzado desde que comenzaron a enfocarse en sus objetivos. Hacer comparativas entre el punto de comienzo y el estado actual en el que se encuentran puede ser una fuente de motivación importante en la consecución de sus metas.

También debes hacer notar, que si no continúan enfocados en su trabajo, podrán perder todo el progreso alcanzado. Esto se traduciría en un desperdicio de esfuerzos, tiempo y recursos en vano, por lo que no es coherente que abandone en estos momentos.

Acompáñalos en sus momentos de debilidad

Como sucede en todos los aspectos cotidianos de la vida, todos tenemos momentos mejores que otros. Es imposible rendir siempre de igual manera, nos pasa en el trabajo, en las tareas domésticas, en las relaciones interpersonales, etc. No siempre tenemos la misma energía y los problemas del día a día pueden entorpecer en nuestro desempeño.

Sabiendo esto, es común que nuestros clientes tengan días en que su estado de ánimo no sea el más adecuado. Esto en principio no es nada malo si son capaces de sobreponerse en el camino, ya que como hemos dicho anteriormente, es un comportamiento humano muy habitual. Para solucionar estas eventualidades lo mejor es saber brindar apoyo y ser comprensivos en los momentos de bajón emocional.

Tus clientes deben entender que se encuentran en un estado emocional transitorio y que no deben desanimarse por no tener un buen día. Compromételos a que superen cada suceso con una visión positiva, el hecho de que hoy no tengan un buen estado anímico no es excusa para no estar de buen ánimo mañana. La presión debe ser equilibrada a la hora de animarlos, no deben sentirse juzgados ya que esto puede ocasionar un efecto no deseado. Bríndales su espacio de recuperación, pero guíalos durante todo el proceso.