INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

2.5 Balance de nutrientes

Selecciona el idioma :

Transcripción

Para llevar a cabo una dieta endomorfa se hace necesario, conocer en primer lugar, el balance de nutrientes que debemos establecer en nuestras comidas. El balance nutrientes no es más que la proporción de cada nutriente que entra en nuestro organismo, no alude tanto al nivel de calorias sino al tipo de nutriente que aportará dicha caloria.

Cada organismo y cada dieta presentan necesidades particulares y deben ser atendidos de forma especial. Los planes de dietas menos efectivos son aquellos que se adoptan de forma general, sin tener en cuenta las especificidades de tu organismo. Es por ello que la clasificación de ciertos cuerpos como endomorfos, permite atender a una serie de cuestiones y procesos bioquimicos que interfieren en este tipo de organismos.

En la siguiente guia vamos a profundizar un poco más en los aspectos a considerar a la hora de establecer nuestro balance de nutrientes para nuestra dieta.

25% de carbohidratos: El consumo de carbohidratos durante una dieta endomorfa no debe sobrepasar el 25%, de hecho, si la cifra es menor no hay ningún problema. La cuestión aqui, es que los carbohidratos son contraproducentes en la alimentación de una persona con cuerpo endomorfo, estos reaccionan fácilmente a la transformación en azúcar, y terminan aportando mayor cantidad de grasa a las reservas del organismo. Los carbohidratos también son culpables de la desaceleración de nuestro metabolismo, por lo que en cualquier caso mientras menos comamos de estos mejor.

Consuma preferentemente carbohidratos integrales, para evitar los altos niveles de azúcar, y reserve el consumo de estos para las meriendas pre-entrenamiento y post-entrenamiento.

35% de proteinas: Las proteinas son invaluables para una dieta endomorfa. Debe potenciar el consumo de proteinas, este es el nutriente principal si desea adelgazar. Permite aumentar el ritmo metabólico, sacian el hambre con mayor facilidad y dentro de las carnes nos permite acceder a una fuente importante de micronutrientes. Las proteinas son imprescindibles si desea combinar su dieta con sesiones de entrenamiento, estas facilitarán el proceso de obtención de masa muscular y la quema de grasas y calorias.

Si en algún momento desea reducir el porcentaje de carbohidratos, las proteinas son sin lugar a dudas el mejor nutriente para reemplazarlos.

40% de grasas: Muchos consideran erróneamente que la dieta para endomorfos debe ser baja en grasas, es por ello que terminan balanceando su dieta a favor de los carbohidratos y en contra de las grasas. Lo que no consideran los defensores de esta postura es que las grasas monoinsaturadas, que provienen del aguacate o el aceite de oliva por ejemplo, son fundamentales para disminuir nuestro peso. Estas también son excelentes para controlar el colesterol y reducir la inflamación estomacal.

Las grasas son fuente de energia, de hecho una energia de mayor calidad que la aportada por los carbohidratos. Dicho esto, si conseguimos que nuestro cuerpo haga uso de las grasas como fuente de energia en vez de quemar carbohidratos para ello, podemos acceder a una fuente de energia de mayor calidad.

Los estudios recientes demuestran que los ácidos grasos omega 3 son excelentes para combatir la acumulación de grasa, tan caracteristica de los cuerpos endomorfos. A su vez, se recomiendan las grasas provenientes de los frutos secos, las semillas, cacahuate, legumbres entre otras.

Como puedes ver, el balance de la grasa en una dieta suele ser erróneamente discriminado solo por contener la palabra grasa, sin hacer distinción a si es grasa saturada o no saturada. Es por ello que muchos nutricionistas hoy en dia distinguen entre grasas buenas o grasas malas para hacer alusión a las mismas. Donde las grasas saturadas pueden afectar considerablemente nuestra salud y nuestro peso corporal, las grasas buenas son beneficiosas para bajar de peso y necesarias para nuestro cuerpo.

¿Hay algún error o mejora?

¿Dónde está el error?

¿Cúal es el error?