INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

12.11. El mapa mental

Selecciona el idioma :

Este video solo está disponible para los alumnos que han adquirido el curso
Transcripción

En este punto no hablaremos del mapa mental como modelo mental. El modelo que recoge nuestra visión del mundo, de nuestra realidad, y que vamos construyendo a partir de nuestra percepción y experiencias, de acuerdo a las limitaciones neurológicas y del lenguaje que todos compartimos.

Aqui nos referiremos al mapa mental como la herramienta creada (o actualizada y popularizada) por el autor británico Tony Buzan. Una representación visual que nos permite generar ideas nuevas y profundizar sobre un tema. Un medio para organizarnos, para darle sentido a la información que tenemos en nuestra mente y sacarla afuera de una forma creativa.

Esta herramienta obedece a como el cerebro funciona, sobre todo a la hora de aprender, de una forma no lineal. Nuestra mente con su red de neuronas está organizada de una forma similar. Por eso es ampliamente usada en infinidad de escenarios.


¿Qué es un mapa mental?

Un mapa mental es una forma de representar gráficamente (en forma de diagrama) ideas o conceptos. Una forma muy creativa y visual de relacionar, organizar, asociar y expresar los pensamientos. Responde a nuestra percepción y a nuestros intereses, lo que los hace únicos y subjetivos. Es nuestra apreciación particular del fenómeno que queramos mapear. Como un mapa real, sirve para conocer y entender un entorno, en este caso nuestra mente.

Su propósito es explorar un tema, permitir que las ideas emerjan orgánica y espontáneamente e ir dándoles forma, organizándolas, clasificándolas y ubicándolas en el mapa para entender mejor las interrelaciones.


¿Para qué sirve un mapa mental?

Los mapas mentales son fáciles de hacer y su flexibilidad los hace una herramienta muy versátil, por lo que todos los sectores y las facetas de la vida pueden beneficiarse con su uso.

Puedes representar literalmente cualquier cosa. Puedes usarlos para despejar una duda, poner orden en las ideas que te zumban en la cabeza, buscar la solución a un problema, debatir una idea en un grupo, organizar un evento, tomar una decisión, representar todo lo que es importante para ti o lo que quieres conseguir en el futuro.

Las ideas sobre el tema van surgiendo y las vas relacionando unas con otras. Puedes dejar que fluyan tranquilamente sin perder el rumbo. Puedes visualizar todas las variables involucradas. Entre sus usos más comunes están.


Mapa mental y coaching

El coaching es una relación en la que se establece una gran conversación. Durante todo el proceso, en las sesiones, se hacen numerosas preguntas. Preguntas que debe contestar el cliente. Algunas más sencillas que otras. Preguntas que quizás nunca se han hecho y a las que hay que buscar respuestas en un corto tiempo. Es un ejercicio de autoconocimiento con alta dosis de reflexión.

Esta es una herramienta más para usar en el coaching. Pero una que nos permite conectar de una forma más profunda con la información que tenemos dentro y nos cuesta expresar. El proceso de hacer un mapa mental nos obliga a quedarnos con lo importante y ahondar en cada idea. Es ideal también para establecer nuestras prioridades y solucionar problemas, ya que puedes ver todas las aristas del fenómeno.

Es una herramienta también útil para el propio coach. Una via para planificar y organizar sus programas, o la información que va adquiriendo con su cliente. Puede ser una forma de crear en conjunto los planes de acción, la definición de los objetivos, desarrollar ideas. En fin aprovechar su potencial visual para entenderse mejor y ahorrar tiempo.

Igualmente se puede hacer de conjunto con otras herramientas, por ejemplo la matriz DAFO. Para profundizar en el análisis de alguna de las variables identificadas, ya sea una debilidad, amenaza, fortaleza u oportunidad.

Está muy en sintonia con uno de los objetivos del coaching de desarrollar nuestras capacidades y rendir más. Generar ideas es generar nuevas conexiones.


¿Cómo se hace un mapa mental?

Quizás leyendo esto te des cuenta que ya hacias tus mapas. Ya sea que tienes un montón de ideas, o estás bloqueado, o quieres organizarte, una solución común es plasmarlo en un papel. El simple hecho de sacar esa información fuera de alguna forma te calma ¿Qué predomina a la hora de representar tus pensamientos? ¿Palabras, imágenes, dibujos, garabatos? ¿Cómo las organizas: en listas, por categoria, con jerarquia, arbitrariamente?

Dependiendo de cómo funcione tu mente te será más fácil o más dificil, al menos al principio, elaborar tus mapas mentales. Pero lo principal es dejarte llevar por el proceso y practicar.

Tipos de diagramas: Los mapas mentales pueden tomar diferentes formas, entre los más conocidos están los diagramas araña, circular, arbóreos o medusa, panal y arcoiris.

Contenido: El tema o idea principal va en el centro del diagrama y se va extendiendo, creando ramas con los elementos o subtemas relacionados. Estos servirán para definir, explicar, complementar y ampliar el tema principal y se irán desarrollando poco a poco con diferentes niveles para profundizar en el contenido.

Para romper el hielo puedes utilizar las omnipresentes interrogantes al abordar el tema: qué, por qué, quién, cuándo, dónde y cómo.

Diseño: Para identificar y relacionar el contenido entre si se usan diferentes recursos a tu elección: palabras, simbolos, colores, dibujos, notas, imágenes, documentos, incluso videos (si lo haces digital). Puedes colocarlos alternadamente según entiendas.

Como su elaboración es personal, o sea subjetiva, es dificil que alguien ajeno a su c ...... Si quieres seguir con los estudios te ofrecemos una super oferta, podras acceder a todos los cursos de la web por un unico pago de ???

¿Hay algún error o mejora?

¿Dónde está el error?

¿Cúal es el error?