INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

5.14. La confianza

Selecciona el idioma :

Transcripción

¿Confiamos en esa persona que vemos todo el dia reflejado en el espejo? O, ¿le tenemos miedo a ese sujeto débil y vulnerable? Si confias, no existirá ningún impedimento para conseguir lo que te propongas. La llegada del éxito está orientada indiscutiblemente hacia aquellos que CREEN. En este video compartiremos la relación existente entre seguridad y confianza. Mencionaremos e identificaremos algunas mentiras que nos llegamos a inventar producto de una percepción errada de la realidad. Eso si, se solicita plena disposición en cuanto a desmenuzar ciertas creencias erradas que poseemos. CONFiA, puedes hacerlo.


Autoconfianza.

¿Cómo poseer la famosa ¨autoconfianza¨? Es muy fácil decir que confiamos en nuestro trabajo, y a la minima de cambio sabotear lo que estamos haciendo. Estar seguro de ti y de lo que das, es indispensable si quieres comenzar a CONFIAR. El concepto que tienes de quien eres, te ayuda a hacer las paces contigo mismo.

Si crees que eres antipático, y cuentas con la aceptación de familiares cercanos, seguirás siendo antipático. No te molestarás en cambiar. La otra cara de la moneda se precia cuando no te sientes a gusto con esos ¨rasgos¨, en cuyo caso intentas reestructurarlos. Enfócate en lo positivo que tienes, y comprende qué caracteristicas en especifico te restan en seguridad.


Vulnerabilidad.

Uno de los origenes principales de la confianza es el sentimiento de seguridad que despiertas. Si te sientes seguro, te sentirás confiado. Es una relación directamente proporcional.

Profundicemos en la vulnerabilidad. Cuando te sientes vulnerable, estás delicado, temeroso y tienes miedo, ¿cierto? Ese miedo obedece a la incertidumbre de lo desconocido. Tu cerebro le teme, o bien a experiencias traumatizantes, o a situaciones desconocidas. De ahi equivale el dicho: ¨Más vale bueno conocido, que malo por conocer¨. Nos conformamos con lo predecible, esto supone evitar incertidumbre y actitudes decepcionantes.


Identificar mentiras.

Es interesante que el miedo sea producto, en alguna ocasión, de ideas inventadas, o mejor dicho, mentiras aceptadas. ¿No me crees? Cuántas veces perjuraste: ¨Voy a suspender, no estudié lo suficiente¨ y luego aprobaste el examen. Asi, sin más.

Las mentiras se convierten en un modo de percibir la realidad. Te dices desde que te levantasSoy débil, no tengo habilidades sociales, soy un inútil¨. Claro, toda tu vida se dirigirá en función a ello. Si eres débil, no puedes mostrar fortaleza en situaciones dificiles, seria incongruente. Es más, una persona débil le temeria a situaciones dificiles, porque cree que no podrá afrontarlas. ¿Cómo identificar algunas de estas mentiras?

Analiza el fallo: Busca el origen del conflicto en tus relaciones sentimentales o profesionales. ¿Por qué no tienen toda la calidad que necesitan?
Identifica: Donde se encuentre el ¨fallo¨, están las mentiras. Si no puedes conciliar el sueño siempre que duermes solo, pregúntate acerca de la veracidad de esa creencia.

Cuestiónate: ¿Me siento seguro cuando duermo acompañado? ¿Esa sensación de seguridad se pierde al dormir solo?

Respóndete: ¿Influyó sentirse sobreprotegido en el seno materno? Necesitas el calor humano para dormir, es dependencia, apego o costumbre. Sigue ahondando en su origen.


Verdades.

Ahora cambia el contenido de las mentiras y comienza decir VERDADES que se opongan. En un principio te parecerá una tonteria, no te lo vas a creer y hasta te reirás. Repitete constantemente que: ¨soy una persona de confiar¨, riete cuando lo digas, tómalo como una burla, pero dilo. Llegará un momento que te lo creerás porque tu cerebro no tiene sentido del humor. Da igual lo que digas, siempre acatará la orden. No importa si es un pensamiento repetitivo o una alegria que estamos ¨fingiendo¨, si dices: ¨alegria¨, el entenderá exactamente eso: alegria.

No estás solo.

Llegamos a otro punto a considerar. No eres el único que se ha sentido eufórico, triste, melancólico o impotente. ¿Qué quiero decir con esto? Muchas veces, estando en una primera entrevista profesional o consternada en una primera cita, creemos que la única persona rodeada en emociones somos nosotros. No, las emociones surgen siempre, queramos o no. No eres el único que está nervioso porque va a exponer su trabajo de fin de curso. Ah, si puedes ser el único que lo está demostrando visiblemente ¿Pero puedes llegar a confirmar que las mariposas en el estómago son solo tuyas? Quizás esa muchacha que se rie a carcajadas, también se encuentra súper nerviosa.

¡A seguir practicando!

Los momentos que atravesamos en la vida, son eso, momentos. Pueden marcarnos para toda la vida, pero serán momentáneos, no se quedaran siempre anclados en el presente. Ejemplo: tienes una conversación con tu jefe a las 3:00pm, crees que es para despedirte. Comienzas a generar un estado de ansiedad. El mundo se te cae encima. Llega la hora acordada y digamos que si, se llega a cumplir tu profecia ¿Qué pasará dentro de una semana?

Visualiza la situación en el futuro. Es posible que una semana después encuentres otro trabajo mejor. Te reirás de nuevo en dos semanas, un mes o un año. No vivas bajo la sombra del pesimismo. Has vencido muchos obstáculos y aun asi sigues vivo.

Pensar que: ¨tu vida termina ahi¨, es otra mentira aceptada. Si seguimos autoabasteciéndonos en la desgracia, llegaremos a creer que si.

¿Sabes que un simple cambio de look puede hacernos sentir mejores emociones y confianza? Solo debes mimarte, cuidarte y respetarte. Aumenta tu confianza con la proyección externa. Sigue leyendo, preparándote en la temática que no controlas. Aprende a desafiar al miedo, mostrándote más elegante y preparada. Compila todo conocimiento teórico sobre el tema: angustia, impotencia, etc. Y luego practica una y otra vez. Sigue practicando los retos que ya te iniciaste a cumplir.

Como ejercicio especifico eliminaremos de nuestro vocabulario ciertas palabras que ayudan a potenciar el miedo o la inseguridad. Entre ellas se encuentran: ¨creo poder, intentaré o trataré¨, toda aquella que designe duda. En su lugar vamos a emplear: Podré o vamos a hacerlo. Toda vez que comiences a dudar de ti, regáñate y en su lugar regodéate en la confianza que aún no posees. Grita con energia: ¨si puedo. Lo vamos a hacer¨. Cuando soliciten tu ayuda, incluye seguridad ¿Cómo que no sé cocinar? Ahora mismo me preparo y lo hago¨.

El impedimento, en la mayoria de las ocasiones, es un estado mental influenciado por las mentiras que ideamos.

¿Hay algún error o mejora?

¿Dónde está el error?

¿Cúal es el error?