INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

4.10. Confia en ti

Selecciona el idioma :

Por favor, inicia sesión para que tu progreso sea registrado. Sin iniciar sesión, podrás visualizar el video pero no se aumentará tu avance en el curso
Transcripción

Tener confianza en nosotros, en nuestras capacidades y en las acciones que llevamos a cabo, es fundamental si deseamos proyectar una imagen de seguridad. Actuar con confianza no es más que asumir la responsabilidad por las decisiones que tomamos, esto no implica que debamos ser los mejores ni que no podamos equivocarnos, sino que estamos dispuestos a afrontar cada situación con la actitud adecuada.

La confianza en uno mismo es dificil de adquirir y fácil de perder, ante los contratiempos podemos llegar a ser demasiado crueles con la forma en la que nos juzgamos, conllevando a que nuestra autoestima decaiga y temamos a la hora de emprender nuevas tareas.

Durante el desarrollo de la presente guia estaremos hablando sobre la necesidad de fomentar la confianza en nosotros, algunos elementos que influyen en esta y cómo evitar que las disimiles adversidades del dia a dia jueguen en nuestra contra en este aspecto.


Elementos que influyen a la hora de confiar en nosotros mismos

Son muchos los elementos que influyen a la hora de confiar o no en nosotros mismos. Estos factores guardan mucha similitud con los que afectan la confianza en general. Si le encargamos una tarea o responsabilidad a una tercera persona y esta no tiene los resultados que esperamos, es muy probable que ante la necesidad de volver a realizar una acción similar, no confiemos en esa persona para llevar a cabo dicha acción. Esto es un reflejo natural, el fracaso mengua la confianza, ya que percibimos la incapacidad de ese sujeto para cumplir con nuestras expectativas.

Lo cierto es que esta manera de juzgar la confianza que tenemos en alguien, solo por sus aciertos o desaciertos no es la más adecuada. Que alguien cometa un error no significa que está obligado a repetirlo nuevamente, de hecho, lo más probable es que esta persona ahora tenga muchas más probabilidades de obtener el éxito, porque ya ha adquirido experiencia de su intento anterior y sabrá seguir los pasos evitando cometer los mismos errores del pasado.

La confianza debe responder a otros elementos de mayor peso, como es el caso de la lealtad, la coherencia y la actitud ante las adversidades. Aprender a perdonar los errores es extremadamente necesario para preservar la confianza que tenemos en nosotros. Evita juzgar a alguien por su fracaso cuando este ha dado todo lo que tiene para alcanzar el éxito. Tú no eres el único responsable de los resultados, existen muchos factores externos que influyen de forma significativa en los mismos.


Actitud y coherencia

Los elementos que más pesan a la hora de confiar en nosotros o confiar en otras personas es la actitud y coherencia. No puedes confiar en ti si no eres coherente con lo que haces y lo que deseas. Tampoco puedes confiar cuando mantienes una mala actitud. Siempre que te hayas desempeñado dando lo mejor de ti mismo debes sentirte orgulloso de tus esfuerzos, porque sabes que el resultado desfavorable no ha llegado porque no has trabajado con interés, sino por razones ajenas a tu voluntad.

Cambiar la perspectiva de la forma en que vemos los hechos te permitirá comprender cuándo algo amerita verdaderamente una decepción de tu parte y cuándo lo sucedido es parte de un proceso natural.

Cuida tu autoestima y mantén la confianza en tus acciones sea cual sea el resultado. Tu confianza no depende de las cosas que salgan bien o mal, sino de la forma en la que afrontes cada suceso y la mentalidad con la que manejes las adversidades. Recuerda que tú eres tu socio principal, si no eres capaz de confiar en ti cómo vas a confiar en otras personas.

¿Hay algún error o mejora?

¿Dónde está el error?

¿Cúal es el error?