INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

5.4. Comunicación coach-cliente

Selecciona el idioma :

Por favor, inicia sesión para que tu progreso sea registrado. Sin iniciar sesión, podrás visualizar el video pero no se aumentará tu avance en el curso
Transcripción

Referirnos a una competencia comunicativa, en una consecución de metas logradas, que van desde lo particular a lo general, trae implicito, por obligatoriedad esa comunicación dada entre el coach y el coachee, las pautas básicas de atención y aquellos consejos que, sino están familiarizados pudieran detonar en errores básicos. La comunicación asertiva, se abre paso entre la toma de conciencia, gestión de emociones y el saber escuchar y empatizar con el otro. En otros videos precisaremos cómo comunicar y las habilidades sociales a tener en cuenta. De momento, les invitamos a que se inspiren en el contexto adecuado: llevar a cabo un efectivo proceso comunicativo entre un coach y su cliente.


Perspectiva.

Lo reconocemos como ¨malestar¨, ¨desgracia¨ o ¨problema¨ y casi siempre olvidamos, o queremos olvidar la perspectiva, total y subjetiva que emanan de los demás sobre el conflicto latente. Una persona no te contará el motivo oculto que se esconde detrás de su abandono a la rutina de entrenamiento, o sus dietas interrumpidas por excusas tontas, sin dejar en claro con cada énfasis su propia visión del mundo.

A veces leemos entre lineas y queda visto que el impedimento principal para mantener la dieta es la fuerza de voluntad, la necesidad de una disciplina y que alguien se dé cuenta que tu problema con la comida lo ocasiona la ansiedad.

Perspectiva y realidad.

El otro punto de la historia, es si es cierta la perspectiva ¿no tiene fuerza de voluntad o es que las condiciones ambientales les refuerzan ese hábito de comer compulsivamente?, o quizás derivó de una creencia adoptada de su madre:

  • Come hoy, que por un dia no pasará nada¨.
  • La realidad es un reflejo de lo que pensamos, las atribuciones que le otorgamos a los eventos dependiendo de las vivencias tenidas. Un chico de 15 años, con cierto recato y timidez en las relaciones sociales no se comportará y por tanto no verá una fiesta y rodearse de cientos de personas en espacios cerrados de la misma manera que un amigo, que destaque por sus habilidades extrovertidas.


Igualdad.

Eres coach y se presenta un caso de ayudar a una mujer, ama de casa, vencida en desgana por los años, y casualmente lo tienes claro. Sabes que se debe hacer, por dónde empezar, que caminos elegir. Eso, ¿te haria sentir superior? Y si en su lugar, un empresario exitoso elige contactarte, con un vasto acervo cultural, ¿te sentirias inferior?

Estos estados deben eliminarse, la comunicación coach-cliente aboga por una relación de igualdad. Juntos estamos buscando un camino. Ni yo sé más que tú, ni tu sabes más que yo. Yo, como coach, respeto tus opiniones y creencias que te han llevado hasta aqui pero también respeto las mias. Ese es el lema: igualdad.


Prejuicios.

¿Qué son los prejuicios? Ideas preconcebidas, creencias aceptadas que al no descubrirse de forma consciente, detonan en cómo tratamos a los otros. Si no te sientes capacitada para tratar con una persona alcohólica por un cierto rechazo de experiencias vividas y trauma emocional debido a causas familiares.NO trates o intentes ayudar a este tipo de personas, inconscientemente le empeorarás.

Por el contrario, si tomas conciencia en tu desagrado a lidiar con personas agresivas: primero infórmate, conoce, aprende, busca tus antecedentes previos y si tanto te emociona cambiar el mundo empezando por ti, hazlo pero siempre cuando sepas que estás seguro de lo que estás haciendo.


Influencia del coach.

Discernir lo que está bien de lo que está mal, o lo que puedes lograr y lo que no, no es tarea del coach. El coach no decide, acompaña. Sin prejuicios y situados en una posición de igualdad, el entrenador de vida dividirá las aristas de acción necesarias para que el cliente interiorice y se interrogue. Las respuestas siempre estarán en uno mismo, en nuestro interior.

Querer que alguien nos solucione la vida, tal cual lamparita mágica, nos vuelve victimas y reacios a una participación activa en nuestra vida, y no, ¿verdad? Esta influencia es poderosisima porque no constituye una poción mágica alejado de todo y tus habilidades, sino lo contrario, está en ti y por ti es que ambos: el coach y tú lograrán encontrar una solución al cambio.


Comunicación asertiva.

Una comunicación asertiva implica ser oportuno siempre que señales algún punto delicado, transmitir la información de manera concisa, directa, que pueda adaptarse al nivel educativo o perceptivo de tu acompañante, dirigida a metas, resultados claros y lo más realistas posibles. Comunicar y enfatizar en el carácter intencional o en los motivos que te llevan a querer alcanzar dicho objetivo.

Cuando especificamos el ¨por qué¨ y el ¨para qué¨, estamos viendo la temática desde nuestro interior, siendo protagonista del proceso, posibilitando el cumplimiento óptimo de nuestros objetivos. Para finalizar ejemplificaremos algunos de los consejos para no cometer errores en la relación coach-cliente.


Consejos.

  • No emitir juicios: El cliente siempre tendrá una forma de pensar diferente a la nuestra, aceptémoslo para evitar criticas.
  • No tomar decisiones: El coach acompañará, no tomará una decisión, aceptando el libre albedrio y papel activo.
  • Establecer una atención diferenciada: Nos vemos en la necesidad de experimentar nuevas estrategias. El método que funcionó con una persona no tiene por qué dar los mismos resultados con otro.
  • Creencia: La expectativa del cliente que un coach es un Dios, es incierta. Es una persona común y corriente, no te solucionará la vida, como si una varita mágica se tratase.

¿Hay algún error o mejora?

¿Dónde está el error?

¿Cúal es el error?