INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

7.1. Gestión por objetivos para cumplir las metas de tus clientes

Selecciona el idioma :

Este video solo está disponible para los alumnos que han adquirido el curso
Transcripción

En el coaching de liderazgo y trabajo en equipo, la gestión por objetivos se presenta como una metodología esencial. Al establecer objetivos claros y medibles, se proporciona una estructura que orienta los esfuerzos hacia metas específicas.

Esto no solo motiva a los miembros del equipo, sino que también fomenta la colaboración y el esfuerzo conjunto para lograr el éxito deseado. La gestión por objetivos se convierte en un camino efectivo para dirigir y lograr resultados concretos en un ambiente de liderazgo y colaboración.

Dicho esto,la gestión por objetivos ha contado con cierta oposición, en parte debido a cómo se ha aplicado y distorsionado en las organizaciones. En algunos casos, se ha eliminado el componente de autocontrol en la fijación de objetivos, y esa presión de ser controlados por otros puede afectar la motivación y la percepción de las metas. Establecer objetivos efectivos implica involucrar a los individuos o equipos con los datos pertinentes para comprender el estado actual y proponer mejoras. Crear un ambiente donde ellos mismos se autorregulen y se sientan motivados para alcanzar el próximo nivel.

El factor clave aquí es la ausencia de miedo al castigo. Cuando el miedo no influye en la toma de decisiones, las personas tienden a establecer objetivos más ambiciosos, impulsados por el reconocimiento positivo en lugar de evitar el fracaso. La idea es cultivar un entorno en el que el autocontrol prevalezca y donde los logros se alcancen mediante el compromiso y la autodeterminación.

La visualización juega un papel fundamental en este proceso. Al representar gráficamente las metas y el progreso, se crea un sentido de logro y dirección. Los logros se celebran, incluso si son objetivos a corto plazo, reforzando así la sensación de éxito y avance. Este proceso cíclico de establecer, planificar, actuar y verificar se convierte en una herramienta poderosa para la mejora continua, donde los objetivos evolucionan y se elevan en función de los logros anteriores.

Este enfoque no solo se aplica en el ámbito empresarial, sino también en la vida personal. La reflexión anual, donde se revisan los logros y se establecen nuevos objetivos, se convierte en una práctica valiosa para el crecimiento personal. Este proceso de autoevaluación y planificación permite un crecimiento constante y progresivo.

Aquí se exploran los aspectos clave de la gestión por objetivos:

  • Definición de objetivos claros: implica la participación activa de la persona que los debe cumplir. Deben ser objetivos claros y específicos que sean alcanzables y mensurables. Estos objetivos deben estar alineados con las metas organizacionales pero también personales.
  • Medición y seguimiento: cada objetivo debe ser medible para permitir el seguimiento del progreso. Establece indicadores clave de desempeño que te ayuden a evaluar el avance hacia la meta.
  • Compromiso y participación: involucra a los miembros del equipo en la definición de los objetivos. Esto fomenta su compromiso y sentido de propiedad en el proceso.
  • Establecimiento de plazos: cada objetivo debe tener un plazo específico para su cumplimiento. Esto crea un sentido de urgencia y enfoque en el logro de resultados.
  • Desglose en acciones concretas: divide cada objetivo en acciones concretas y alcanzables. Estas acciones se convierten en pasos tangibles hacia el logro de la meta.
  • Asignación de responsabilidades:Si quieres seguir con los estudios te ofrecemos una super oferta, podras acceder a todos los cursos de la web por un unico pago de ???

¿Hay algún error o mejora?

¿Dónde está el error?

¿Cúal es el error?