INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

9.4. Consejos para conseguir un buen feedback

Selecciona el idioma :

Este video solo está disponible para los alumnos que han adquirido el curso
Transcripción

Como continuación lógica del punto anterior seguiremos profundizando en los aspectos que separan un feedback constructivo de uno ineficaz. Con el objetivo de entender las claves de un buen feedback y cómo manejar este proceso de manera constructiva y beneficiosa para todas las partes involucradas.

En este punto brindaremos algunos tips para salir airoso durante el proceso de retroalimentación.

El proceso de retroalimentación sirve para que las partes involucradas en una situación (puede ser jefe y empleado) encuentren la mejor forma para trabajar juntos y busquen soluciones efectivas para alcanzar tanto los objetivos específicos, como la meta global de la organización. Este proceso de comunicación puede ser formal o informal, en el contexto de una conversación o mediante algún informe de desempeño.

Para evitar malentendidos en el entorno laboral, la información provista en un feedback debe cumplir una serie de características para considerarse efectiva.


Estas son:

  • Ajustarse a hechos: Ser lo más detallada posible. En lugar de una opinión personal sobre sus posibles motivaciones, describir el comportamiento observado en concreto. Por ejemplo, puede ser la falta de habilidad de la persona en el manejo de alguna herramienta informática que ocasione un bajo rendimiento, o quizás tenga reiteradas ausencias o tardanzas.
  • Contener la posibilidad de mejora: Debe centrarse en el comportamiento modificable para poder ofrecer sugerencias constructivas. Abordar la dificultad, por ejemplo si un empleado tiene dificultad con el manejo de alguna herramienta como el Excel, puedes preparar una relación de las principales funciones que necesita dominar e involucrarlo en la realización de uno de tus informes. De esta forma proporcionas detalles concretos sobre cómo mejorar y le das seguimiento.
  • Aprovechar el momento oportuno: Si la retroalimentación es ofrecida justo después de que ocurra el hecho, o incluso durante, su poder de eficacia aumenta. En un entorno laboral moderno donde todo pasa tan deprisa y nos tenemos que mover a la próxima actividad de inmediato, incluso unos días o semanas pueden desvalorizar la información y perder la oportunidad de modificar el comportamiento. Un feedback oportuno asegura que las lecciones aprendidas sean frescas y relevantes. Por ejemplo: Noto que tienes dificultades para compartir tu punto de vista en las reuniones de equipo ¿Por qué crees que suce ...... Si quieres seguir con los estudios te ofrecemos una super oferta, podras acceder a todos los cursos de la web por un unico pago de ???

¿Hay algún error o mejora?

¿Dónde está el error?

¿Cúal es el error?