Suplementos nutricionales

Actualizado: hace 4 días

Los suplementos nutricionales constituyen fórmulas diseñadas con el fin de perfeccionar la dieta en el caso de que por sí sola no logre cubrir los requerimientos del paciente. El consumo de los mismos debe mantenerse personalizado y supervisado por un profesional de la salud. La consecuencia del uso de de los suplementos no pretende ser curativa, ni mucho menos conformarse como remplazo de la dieta.



Finalidades de la suplementación nutricional:

  • Acrecentar la ingesta total de nutrientes en el paciente.

  • Conservar o rescatar el estado nutricional.

  • Optimizar la funcionalidad del organismo.

  • Aumentar la calidad de vida. 

Recomendaciones para el consumo de suplementos nutricionales:

  • Ingerir en horarios que no induzcan la disminución del apetito en las comidas. Por ejemplo, tomarlos después de las comidas principales (desayuno, comida y cena).

  • Ser creativo en el tratamiento de los sabores y modos de elaboración.

  • Una vez abierto, almacenar en nevera.

  • No ingerirlo pasadas las 24 horas de abierto.

Alimentación básica adaptada:

La alimentación básica adaptada se utiliza cuando se hace necesario asegurar la nutrición especialmente en personas enfermas o debilitadas, que presentan dificultades para masticar o cierta incapacidad para la deglución de alimentos líquidos y/o sólidos. Corresponde variar estos alimentos con platos caseros, o combinarse con ellos.

La alimentación básica adaptada incluye los siguientes grupos de productos:

  • Dietas machacadas de alto valor nutricional.

  • Reguladores de textura o productos con textura alterada para hidratar en caso de que se padezca de disfagia: gelatinas o espesante.

  • Enriquecedores.

Dietas trituradas de alto valor nutricional:

Estas dietas se prescriben esencialmente a individuos que presentan problemas de masticación o de deglución de alimentos sólidos, que no puedan lograr una apropiada absorción nutricional mediante de la alimentación tradicional.

Habitualmente son purés variados a base de carnes, pescados, huevos, verduras, legumbres y hortalizas, con un alto contenido de proteínas y micronutrientes, con bajo contenido de sodio, colesterol o grasa saturada, adecuado a los requerimientos y preferencias del paciente. Estas dietas proponen las siguientes opciones:

Se brindan para el consumo de desayuno, media mañana y merienda, leche sin lactosa y papillas de cereales enriquecidas con proteínas, vitaminas y minerales.

Se brindan para el consumo de la comida y la cena como plato principal, purés elaborados a base de carnes de aves, pescado o huevos, mezclados con verduras, hortalizas, legumbres o cereales. Asimismo, se incorporan como postres, purés de frutas ricos en fibra, vitaminas y minerales. Modificadores de textura:

Estas dietas se prescriben esencialmente a individuos que sufren enfermedades que provocan la disfagia para líquidos, de manera que la ingestión de alimentos acuosos puede causarles desde atragantamiento hasta una neumonía aspirativa.

Estos modificadores están compuestos por almidones transformados y maltodextrinas, con la finalidad de espesar de golpe los líquidos, sopas o purés, hasta conseguir la consistencia sólida. Se le añaden vitaminas y minerales.

Estos espesantes consienten la elaboración de platos principales o postres con textura alterada, aumentando la diversidad y lo placentero de las comidas. Ciertos tipos de espesantes asequibles en el mercado son:


  • Espesantes con sabor para bebidas.

  • Agua gelificada: Es habitual en muchos sabores con una textura de gel, resulta de gran provecho para hidratar cuando el paciente sufre alguna disfagia para líquidos y además para la administración de medicamentos, en caso de exisitir alguna complicación para deglutir.

  • Bebida condensada a modo zumo con textura tipo miel lista para su consumo.


Enriquecedores de la dieta:

Constituyen módulos de algún nutriente o alimento que incrementado a los alimentos habituales consiente optimizar sus particularidades nutricionales. Estos módulos logran la introducción de proteínas, carbohidratos, grasas con fines terapéuticos, vitaminas, minerales y fibra. Ejemplos:

  • Los módulos de proteína láctea para incrementar en una alimentación completa, con el objetivo de aumentar considerablemente su valor proteico, sin modificar el contenido energético.

  • Módulos calóricos a partir de carbohidratos y/o grasas.

  • Módulos para enriquecer especifícamente una o varias vitaminas, minerales u oligoelementos. 


Si estas interesado en aprender mas sobre este curso en el tema puedes dirigirte hacia este curso https://www.mywebstudies.com/curso-de/master-coaching-nutricional aquí encontraras un Master que tiene todo lo necesario para el curso sobre nutrición.


9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo