INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

El envejecimiento y los suplementos nutricionales

2024-04-05

Los suplementos nutricionales juegan un importante papel como complemento ante la posible carencia de ciertos nutrientes que son imprescindibles para el normal funcionamiento del cuerpo humano. Las vitaminas y minerales son de extrema importancia a la hora de prevenir la aparición de numerosas enfermedades que atentan contra nuestra calidad de vida.

Cuando nos encontramos transitando por determinados períodos biológicos o nos exponemos a un mayor gasto calórico de lo habitual, ya sea porque hemos incluido una mayor carga de actividad física en nuestras rutinas diarias o porque nuestro día a día así lo demanda, es posible que se precise incorporar determinada suplementación para hacer rendir nuestro organismo al máximo.

En el caso de la vejez, los suplementos nutricionales pueden ser de gran ayuda, ya que el organismo de una persona anciana no goza de las mismas capacidades metabólicas que el de un joven. Nuestra estructura ósea puede sufrir desgaste durante el envejecimiento, mientras que la capacidad de retener minerales de alto valor, como el calcio, disminuye de forma significativa.

Durante el desarrollo de la presente guía estaremos abordando el tema de los suplementos nutricionales y la importancia que juegan los mismos en la lucha contra las afecciones que pueden surgir durante el envejecimiento.

Reposición de vitaminas y minerales

Como decíamos anteriormente, una de las consecuencias más nefastas para el organismo humano, de tener que enfrentar el proceso de envejecimiento, es que los cambios en nuestro metabolismo hacen que retener vitaminas y minerales sea mucho más complejo que cuando éramos jóvenes. Las vitaminas y minerales son micronutrientes de imprescindible valor para el ser humano. Ante la carencia de los mismo, el sistema inmunológico se degrada y da paso al aumento de los riesgos de enfermarnos fácilmente.

Estas vitaminas y minerales normalmente pueden ser adquiridas mediante una alimentación balanceada, donde incorpores alimentos ricos en nutrientes como frutas, verduras, granos enteros, proteínas magras y grasas saludables. Cuando ingerimos estos alimentos, nuestro organismo retiene los micronutrientes y macronutrientes que necesita para seguir llevando a cabo sus funciones biológicas con total normalidad. Lo que sucede, es que en la vejez, la capacidad de retención de estos nutrientes se ve afectada, lo que puede dar paso a un déficit nutricional aún cuando nuestra alimentación sea la adecuada.

Mediante los suplementos nutricionales es posible complementar la ausencia de nutrientes en nuestro cuerpo, protegiendo así nuestro sistema inmunológico y garantizando que nuestro organismo pueda desarrollar sus funciones biológicas sin carencia alguna de las sustancias y compuestos que necesita para ello.

Todos los ancianos deben tomar suplementos nutricionales?

Lo cierto es que existe una falsa creencia de que solo por estar atravesando la vejez, necesitamos suplementarnos porque carecemos de vitaminas y minerales. Determinar si un adulto mayor necesita acudir a los suplementos nutricionales es una tarea que solo puede efectuar un especialista de la salud.

Para diagnosticar con precisión que existe un déficit de nutrientes se necesita realizar pruebas médicas en laboratorios especializados, con la simple observación es complejo apreciar la ausencia de ciertos nutrientes. Si bien un doctor puede, mediante la observación, apreciar ciertos rasgos característicos del déficit nutricional, lo más probable es que el chequeo médico rutinario sea la vía indicada para diagnosticar con mayor precisión.

De igual manera, sea el caso que sea, las consultas periódicas con el personal de la salud es un hábito que debe ser fomentado entre las personas de la tercera edad. Durante la vejez nuestro organismo se encuentra enfrentados cambios biológicos muy bruscos, lo que condiciona que debamos estar velando de forma constante por nuestro estado de salud.

Si tienes interés en cursos de nutrición en ofertas pulsa aquí.