INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

La importancia de la proteína en la nutrición geriátrica

2024-06-30

Persona mayor disfrutando de una comida equilibrada con diversas fuentes de proteína

Introducción

A medida que envejecemos, nuestras necesidades nutricionales evolucionan considerablemente, y la proteína se convierte en un componente esencial de una dieta saludable para las personas mayores. Este artículo profundizará en la importancia de la proteína en la nutrición geriátrica, abarcando la ingesta recomendada, sus beneficios y algunos consejos prácticos para asegurar un consumo adecuado de este nutriente vital.

 

Por Qué la Proteína es Importante

La proteína es fundamental para mantener la masa muscular, lo cual es crucial para la movilidad, la fuerza y la independencia general en los adultos mayores. La pérdida de masa muscular, conocida como sarcopenia, es común en los ancianos y puede provocar caídas, fracturas y una disminución en la calidad de vida.

 

Ingesta Recomendada de Proteína

Los adultos mayores necesitan más proteína que los jóvenes para mantener la masa muscular y prevenir la sarcopenia. Las Guías Alimentarias para los Estadounidenses recomiendan que los adultos mayores consuman aproximadamente entre 1.0 y 1.2 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal diariamente.

 

Fuentes de Proteína

La proteína se puede obtener de diversas fuentes, entre ellas:

  • Fuentes de origen animal: carne, aves, pescado, huevos y productos lácteos.
  • Fuentes de origen vegetal: frijoles, lentejas, tofu, nueces y semillas.
  • Alimentos fortificados: algunos cereales y suplementos nutricionales están enriquecidos con proteína adicional y nutrientes esenciales como la vitamina B-12, que los adultos mayores pueden necesitar.

 

Consejos Prácticos para Aumentar la Ingesta de Proteína

  1. Incorporar Proteína en Cada Comida: Incluya una fuente de proteína en cada comida para distribuir su ingesta a lo largo del día.
  2. Bocadillos Altos en Proteína: Opte por bocadillos ricos en proteína como yogur griego, queso o batidos de proteínas.
  3. Cocinar en Grandes Cantidades: Prepare grandes cantidades de alimentos ricos en proteínas como frijoles o pollo para tener opciones listas para comer.
  4. Batidos y Licuados: Estos pueden ser una forma conveniente de consumir proteína, especialmente para aquellos con problemas dentales o poco apetito.

 

Al seguir estos consejos y asegurar una ingesta adecuada de proteínas, los adultos mayores pueden mantener su masa muscular, fuerza y salud general, mejorando así su calidad de vida.