INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

Alimentación y nutrición geriátrica

2024-07-08

La alimentación y la nutrición geriátrica son fundamentales para el bienestar y la calidad de vida de las personas mayores. A medida que envejecemos, nuestras necesidades nutricionales cambian, y es esencial adaptar la dieta para mantener una salud óptima. A continuación, exploramos los aspectos clave de la alimentación y la nutrición en la tercera edad.

 

Importancia de una dieta equilibrada

Una dieta equilibrada es crucial para proporcionar los nutrientes necesarios que ayudan a prevenir enfermedades crónicas, mejorar la función cognitiva y mantener la energía. Las personas mayores deben consumir una variedad de alimentos que incluyan frutas, verduras, proteínas magras, granos enteros y grasas saludables.

 

Requerimientos nutricionales específicos

Con la edad, el cuerpo requiere ciertos nutrientes en cantidades diferentes. Algunos nutrientes importantes para los adultos mayores incluyen:

  • Proteínas: Ayudan a mantener la masa muscular y la fuerza.
  • Calcio y vitamina D: Esenciales para la salud ósea y la prevención de la osteoporosis.
  • Fibra: Promueve una digestión saludable y previene el estreñimiento.
  • Vitamina B12: Crucial para la función cerebral y la producción de glóbulos rojos.

 

Hidratación adecuada

La deshidratación es un riesgo común en los adultos mayores debido a una menor sensación de sed. Es fundamental incentivar el consumo regular de líquidos, como agua, infusiones y caldos, para mantener una hidratación adecuada.

 

Adaptaciones dietéticas

Es posible que se necesiten adaptaciones dietéticas para aquellos con dificultades para masticar o tragar. Los alimentos blandos, en puré o triturados pueden facilitar la ingesta sin comprometer la nutrición.

 

Control de porciones y frecuencia de las comidas

Las personas mayores pueden beneficiarse de consumir comidas más pequeñas y frecuentes para mejorar la digestión y mantener niveles de energía estables. Controlar las porciones también ayuda a evitar el sobrepeso y otros problemas de salud.

 

Consideraciones especiales

Algunas condiciones médicas comunes en la vejez, como diabetes, hipertensión y enfermedades cardíacas, requieren ajustes específicos en la dieta. Consultar con un profesional de la salud o un dietista puede proporcionar un plan nutricional adecuado y personalizado.