INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

Consejos para la nutrición de mayores

2024-07-08

Una buena nutrición es crucial para mantener la salud y el bienestar en la tercera edad. A medida que envejecemos, nuestras necesidades nutricionales cambian y es importante adaptar la dieta para asegurar que los mayores reciban todos los nutrientes necesarios. A continuación, se presentan algunos consejos prácticos para mejorar la nutrición de las personas mayores:

 

1. Consumir una dieta equilibrada

Es fundamental incluir una variedad de alimentos en la dieta diaria para asegurar una ingesta adecuada de nutrientes. Las comidas deben incluir:

  • Frutas y verduras: Ricas en vitaminas, minerales y fibra.
  • Proteínas magras: Como pollo, pescado, huevos, legumbres y tofu.
  • Granos enteros: Como avena, arroz integral y pan integral.
  • Grasas saludables: Como aguacate, nueces y aceite de oliva.

 

2. Mantenerse hidratado

La deshidratación es un problema común en la tercera edad. Se recomienda beber al menos 8 vasos de agua al día. También se pueden incluir infusiones, caldos y jugos naturales para aumentar la ingesta de líquidos.

3. Aumentar la ingesta de calcio y vitamina D

El calcio y la vitamina D son esenciales para la salud ósea. Incluir productos lácteos, verduras de hoja verde y pescados grasos en la dieta puede ayudar a cubrir estas necesidades. Además, la exposición moderada al sol puede ayudar a producir vitamina D de forma natural.

 

4. Comer porciones pequeñas y frecuentes

Dividir las comidas en porciones más pequeñas y frecuentes puede mejorar la digestión y el apetito. Esto también ayuda a mantener niveles de energía estables a lo largo del día.

 

5. Adaptar la textura de los alimentos

Para aquellos que tienen dificultades para masticar o tragar, es útil adaptar la textura de los alimentos. Optar por alimentos blandos, en puré o triturados puede facilitar la ingesta sin comprometer la nutrición.

 

6. Limitar el consumo de sal y azúcar

Reducir la cantidad de sal y azúcar en la dieta puede prevenir problemas de salud como la hipertensión y la diabetes. Utilizar hierbas y especias para dar sabor a los alimentos es una alternativa saludable.

 

7. Consultar con un profesional de la salud

Un dietista o nutricionista puede proporcionar una evaluación nutricional personalizada y desarrollar un plan de alimentación adaptado a las necesidades individuales. Es especialmente importante para aquellos con condiciones médicas específicas.