top of page

2.6. AUTOMOTIVACIÓN

Captura (1).jpg

   Detalle:

   Fichero Apuntes........

APUNTES.xlsm

La automotivación es una habilidad de gran impacto para nuestro desarrollo personal, nos permite motivarnos por nosotros mismos con el fin de lograr los objetivos que nos hemos propuestos. Las personas que son capaces de automotivarse son mucho más productivas y mantienen un mejor control de sus emociones y del medio con el que interactúan.


Cuando empezamos un negocio o cualquier proyecto personal, buscamos fuentes externas para obtener la energía necesaria a la hora de emprender las acciones iniciales, sucede que esta energía va desapareciendo con el tiempo, una vez que debemos enfrentarnos a los problemas que van surgiendo. La diferencia entre los que se automotivan y los que no, es que los primeros no necesitan buscar más fuentes externas para mantener su estado anímico y sus energías, ya que están claros de sus metas y estas son suficientes para aportar ese extra que los motivará a trabajar con esfuerzo en pos de conseguirlas.


En la presente guía estaremos abordando algunas recomendaciones básicas para que puedas implementar la automotivación en tu día a día.



1. Tener metas claras

Lo más importante a la hora de obtener cualquier resultado es estar bien enfocados en qué es lo que queremos lograr. Muchos queremos el éxito, la satisfacción personal, alcanzar la seguridad financiera, entre otras cosas, pero estas por sí solas no son metas u objetivos claros. Si deseas estabilidad financiera puede que tu meta sea tener un negocio propio que te permita generar ingresos suficientes para cubrir tus gastos, además de ello sabes que tu pasión son los deportes, así que puede que un gimnasio haga sentido con tus ambiciones. Enfócate entonces en ese gimnasio que quieres crear, visualiza tu meta y trabaja en conseguirla.


Tener metas claras te permitirá motivarte con mayor facilidad, es importante que no actúes al azar, todo lo que hagas debe tener un sentido, te debe conducir hacia el cumplimiento de la meta que te has trazado. Esto te mantendrá concentrado en el camino y será mucho más sencillo motivarte ante los fracasos si sabes hacia dónde vas.



2. Probar no es fracasar

Probar no es fracasar, cambia la visión que tienes sobre el fracaso. El hecho de realizar determinada acción no garantiza que obtendrás el resultado deseado, pero que no obtengas el resultado deseado no significa que sea un mal resultado o un fracaso. El único fracaso es no conseguir ningún resultado y esto solo les pasa a las personas que no actúan.


Si las cosas no salieron como esperabas debes aprender del error, por qué no salió bien, cómo puedo mejorarlo, qué debo cambiar para que el próximo intento esté más cercano al éxito. Estas son preguntas que debes realizarte, de esta forma el intento habrá valido la pena, porque será un experimento del que aprenderás. Aumentarás tu experiencia, ya que la experiencia es justamente eso, haber pasado y aprendido de las situaciones.


Una vez que logres modificar la visión que tienes sobre el fracaso no te afectará tanto cuando no consigas lo que deseas a la primera, sabrás que es parte natural del camino al éxito y que esto no debe desmotivarte, todo lo contrario, ya que ahora eres una persona con mucha más experiencia y que conoces más sobre tu negocio y cómo no debes actuar la próxima vez. En esto radica la automotivación, en no necesitar encontrar el ánimo afuera, porque todo lo que necesitas para motivarte ya lo tienes en ti mimo. Tus sueños, metas claras y experiencia adquirida es más que suficiente para mantenerte en el camino aunque las cosas no salgan como esperabas. Céntrate más en las recompensas y menos en las dificultades.

La automotivación es una habilidad de gran impacto para nuestro desarrollo personal, nos permite motivarnos ...

< Temario
¿Hay algún Error o Mejora?

CARGANDO

linea2.jpg
bottom of page