top of page

4.2. LA COMUNICACIÓN I

Captura (1).jpg

   Detalle:

   Fichero Apuntes........

APUNTES.xlsm

1. Comunicación verbal

Los niveles de comunicación verbal son:

   6. NO COMUNICO. Comunica que no quiere comunicar.

   

   5. CONVENCIONAL. Conversación casual donde no se da una verdadera comunicación personal. Saludar, interactuar socialmente, incluso para sacarse a alguien de encima. Aparece el reconocimiento del otro.


   4. OPINA OTRO. Se da de la forma “el médico ha dicho que…”, se enuncian opiniones externas. Apenas hay agudeza empática. No se permite “feedback”. La información no tiene implicación personal.

   

   3. OPINO YO. Comunicamos algo propio, “en mi opinión, …” Se asume el riesgo de mostrar el parecer personal sobre algún tema. Interesa la respuesta y la opinión del otro. Aparece la necesidad de ser aceptados.


   2. SIENTO.Comunicación de sentimientos, “me duele mucho eso que has hecho, …”. Incluye lo personal, no se utilizan máscaras, autenticidad. Ayuda a crecer y permite ser persona.


   1. AMISTAD. Es muy necesaria, toda vez que nos permite asimilar los acontecimientos cotidianos, se añade el segundo nivel comunicacional. Es una comunicación simétrica. En términos de coaching, no es necesario llegar a este nivel.


   0. PAREJA. Añade a la amistad la comunicación sexual, donde se integran todos los elementos de la persona (biológico, psíquico e intelectual), se incluye en modo sustantivo el lenguaje del cuerpo.


Se refiere a las palabras y el tono en que usamos las mismas. Muchos de los problemas de comunicación parten no solo de las palabras, sino de la manera en que se expresan (volumen, rapidez, el modo), en el “cómo se dicen”. En los procesos de coaching lograr entender “aquello que se dice” a la vez que se hace una lectura correcta de aquello que se transmite de forma indirecta, sentimientos y formas de pensar, es importante para aumentar la eficacia del proceso de coaching.


Una información descriptiva de la realidad, no necesariamente deriva en las mismas conclusiones ni consecuencias tanto para el emisor como para el receptor, dependiendo del enunciado. Un ejemplo ilustrativo podría ser el siguiente: “todavía no terminas, te falta un…” o “ya casi terminas, te falta un…”, se observa que en ambos caso se brinda la misma información pero se inducen dos estados de ánimos diferentes, fracaso en el primer lugar, éxito en el segundo. Otro ejemplo pudiera ser: “has aumentado solo 2 kilos” o “has aumentado nada más y nada menos que 2 kilos”, además de brindarnos la misma información en ambos casos, al cambiar el enunciado se obtiene algo así como moderación vs restricción


Es fundamental, en el proceso de coaching, analizar los mensajes (eligiendo adecuadamente los enunciados y las palabras). Esto permite graduar el éxito del proceso, dando la posibilidad de expresar mensajes positivos y edificantes, o por el contrario mensajes bloqueantes.


Las palabras son instrumentos de influencia que pueden ser tanto motores como frenos, por eso en los procesos de coaching donde se pretendan soluciones y cambios es necesario que se elijan palabras con un potencial motor.


Las palabras que empiezan por ap- (apreciar, aprobar, aplicar), denotan por lo general “arriba” o “hacia”, en contraposición con las palabras que empiezan por de- (detener, decaer, defraudar).

Palabras tipo freno vs Palabras tipo motor: Por qué ? – Con objeto de?, Fracaso – Resultado, Probar – Hacer, Causa – Consecuencia, Problema – Solución, Discutir – Dialogar, No esté inquieto – Esté tranquilo, Límites de la situación – Oportunidades de la situación, etc.


Es importante cuidar la utilización de negaciones, generalmente provocan el efecto contrario al que se quiere conseguir. Por ejemplo, si se quiere lograr seguridad en cuanto a la temporización de las sesiones, si se expresa de esta manera: “No tendremos que recurrir a cambios para su próxima cita”, el receptor estará pensando en la posibilidad de que haya cambios, esto puede derivar en inseguridades, en cambio, si de se expresa afirmativamente: “Tiene su próxima cita asegurada”, la reacción emocional será de tranquilidad.


Se entiende por cualquier comunicación donde no medien palabras, este tipo de comunicación es de vital importancia para los procesos de coaching. Los mensajes más importantes se expresan de esta manera, a través de componentes emocionales se canalizan la atención, interés y los vínculos establecidos entre coach – coachee.


No hay comunicación verbal sin comunicación no verbal, en cambio, lo contrario sí es posible.


Algunas características de la comunicación no verbal de importancia vital a utilizar en los procesos de coaching:

  • La comunicación verbal y no verbal están       relacionadas y solo adquieren sentido como parte de un sistema, ya que       ambas se complementan y superponen. La comunicación no verbal, al ser       inseparable del proceso de comunicación, no se debe tomar como una unidad       aislada.

  • La comunicación no verbal es inevitable, o       sea, se produce incluso en contra de la voluntad del emisor.

  • Algunos estudios aseguran que entre un 60 y un       65% del significado de una conversación, se obtiene de forma no verbal

  • En caso de contradicción entre los dos tipos       de conversación, los mensajes no verbales se interpretan como más       veraces. Cuando se experimenta aburrimiento, de igual manera se emiten       por vía verbal apoyo e interés, en cambio, el mensaje no verbal denota       fastidio o aburrimiento. Estas contradicciones pueden crear desconfianza       y confusión.

  • Gran parte de los mensajes no verbales se       expresan de manera involuntaria e inconsciente y es prioritaria la       función expresiva o emocional sobre la referencial.

  • Hay sistemas de comunicación presentes en       todas las culturas, en cambio otros, son característicos de un grupo       social determinado.

  • El lenguaje no verbal es en parte enseñado, en       parte imitado y en parte instintivo.


El lenguaje no verbal asume dos aplicaciones para la práctica del coaching:

  • Posibilita un sistema de interacción normal. El       coach puede comunicar “control” y “formalidad” al proceso sin siquiera       decir una palabra. Postura erguida, expresión de seriedad, un tono de voz       sin vacilaciones, las prendas de vestir denotando estatus o profesión,       todo esto facilita comunicar control de la situación por parte del coach.

  • Regula la conversación, apoya y complementa la       comunicación. A través de gestos faciales y corporales y       paralenguaje, se ilustra y amplifica el significado del mensaje verbal.       También sirve de apoyo al brindar un “feedback” que permite tomarle el       pulso al impacto de lo que se comunica, si le están creyendo, si le       aburre, puede mostrar si el receptor entiende el mensaje, si lo recibe,       etc.



2. Comunicación no verbal

Para analizar este tipo de comunicación, es común tener en cuenta tres categorías:

  • Movimiento del cuerpo o comportamiento kinésico

  • Paralenguaje

  • Proxemia



3. Comportamiento kinésico

Relativo a los gestos, movimientos del cuerpo, extremidades, manos, cabeza, piernas, la postura, las expresiones faciales (sonrisa, ojos). No deben ser considerados de manera aislada, ya que carecen de significado sin tener en cuenta el contexto, su significado se determina en función del contexto del proceso comunicativo.


Este tipo de lenguaje puede ayudar al coach a romper barreras defensivas, aprender a usar estos gestos, por parte del coach, puede ser un arma poderosa en cuanto a transmitir confianza y honestidad.


Consejos para mostrar seguridad

  • No mirar al suelo. Esto denota intranquilidad       o temor.

  • Las manos hablan, por tanto es importante no       hacer descansar las manos y los codos encima de la mesa, no tener en la       mano objetos como las gafas o el bolígrafo si no es necesario. Los puños       cerrados puede aparentar una imagen agresiva.

  • La sillas giratorias pueden denotar       nerviosismo. Es necesario tener contacto visual cuando se hable al       cliente. Con intención de atención, interés o acercamiento, es válido       adelantar un poco el cuerpo desde el asiento.

  • No forzar ni exagerar la sonrisa, un parpadeo       constante puede mostrar nerviosismo e inseguridad. En resumen, es       necesario cuidar la mímica, el movimiento de los ojos, la expresión       facial.


Las categorías más estudiadas de este tipo de lenguaje son:

  • Los gestos

  • Postura Corporal

  • Expresiones faciales

  • La mirada


Los gestos

Movimientos breves de algunas partes del cuerpo, se observan de manera más frecuente y clara en la cabeza y extremidades. Son por naturaleza conscientes o inconscientes y dependientes o independientes del lenguaje corporal.


Algunos de estos gestos se consideran universales, como mostrar enfado al tener el puño cerrado, frotarse el abdomen como signo de tener hambre, levantar la mano para llamar la atención, bostezar como aburrimiento, aplaudir como aprobación, etc.


Como quiera que los gestos tienen un componente psicológico muy marcado, influye en la cantidad y el tipo de gestos que hace una persona. Ejemplos: Existen estudios que demuestran que las mujeres cambian más veces de pose mientras están sentadas que los hombres, y que las personas con caracteres autoritarios gesticulan menos que los antiautoritarios.


Generalmente algunos gestos hacen que la persona parezca:

  • Nerviosa: Si se mete       las manos en los bolsillos, brazos y piernas cruzados, se come las uñas,       balancea la pierna, se rasca, se clara la voz a menudo, golpea con el       pie, aprieta papeles contra su pecho.

  • Agresiva: Si aprieta       los puños, se inclina sobre alguien, si mira fijamente, o bien entrecruza       las manos en el pecho.

  • Descortés: Si murmura,       chasquea los nudillos, guarda documentos antes de terminar la reunión,       mira el reloj, si estrecha demasiado fuerte o débil la mano, trabaja       mientras alguien le habla.

  • Ostentoso: Cerrar los       ojos al cuando habla, inclina hacia atrás la cabeza, mira por encima del       hombro o de las gafas, frunce los labios, junta los dedos de ambas manos.

  • Lerdo: Ponerse cosas       en la boca mientras se habla, mover las manos, pasarse las manos por la       cara, limpiarse las uñas o las orejas, sacarse los zapatos.


Hay gestos positivos como gesticular con las manos abiertas, inclinarse hacia delante denotando interés, contacto visual, asentimiento, en caso de tener las manos en los bolsillos dejar los pulgares fuera.


Hay factores que demuestran calidez o frialdad. Una persona cálida busca el contacto visual, manos quietas, postura hacia el interlocutor, sonrisa. En cambio una persona fría, mira hacia cualquier parte de la habitación, no sonríe, tamborilea los dedos.


Para regular las intervenciones en una conversación, los gestos mas característicos son los movimientos de cabeza. Investigaciones aseguran que una persona habla tres o cuatro veces más si la persona que escucha asiente a intervalos con tres o cua Si quieres seguir con los estudios te ofrecemos una superoferta, podrás acceder a todos los cursos de la web por un único pago de 55€

1. Comunicación verbal

< Temario
¿Hay algún Error o Mejora?

CARGANDO

linea2.jpg
bottom of page