top of page

6.8. LAS EMOCIONES

Captura (1).jpg

   Detalle:

   Fichero Apuntes........

APUNTES.xlsm

Le tienes miedo a las ranas y casualmente oyes un: ¨croac¨. Tu amígdala cerebral, la encargada de detectar esa señal, cree que eso representa un peligro para ti y envía la orden al cerebro. Tu corazón empieza a bombear sangre a mil por hora y sudas debido al sobrecalentamiento que experimenta tu organismo. Las glándulas suprarrenales liberan adrenalina para predisponernos a la acción. Surge el instinto de protección: ¨ ¿Vas a atacar o huir?¨


Una vez que el cerebro reacciona a lo que está sucediendo, una milésima de segundos después, se da cuenta que no era una rana real, era una película en 3D que estabas viendo. La amígdala no juzga, no piensa, es impulsiva, de ahí la insistencia de educar nuestras emociones, como todo ser racional que se precie.



7.1. Emoción.

Hemos visto que las emociones son reacciones psicofisiológicas originadas por un estímulo: real o imaginario. Esta reacción se desencadena por ser valorada automática e inconscientemente como agradable o peligrosa para nuestro bienestar o supervivencia. En este proceso interviene la amígdala y sistema límbico. Pero, ¿qué es el sistema límbico? Una estructura localizada por debajo de la corteza cerebral. Tiene un papel esencial en el aprendizaje, memoria a largo plazo y en la respuesta que le damos a las emociones. Dentro de este sistema se encuentra la amígdala, especializada en la memoria emocional. Todo aquello que recuerdas que te eriza la piel y sonríes sin proponértelo. Esa es la amígdala.



7.2. Emociones negativas.

Te invito a que apuntes en una hoja todas estas emociones negativas y cuando sientas algún tipo de desasosiego interno táchalas, escribe el día, qué y quien lo ocasionó. En caso de no ser ninguna de esas emociones, anota la que más se asemeje.


-La preocupación, frustración, decepción, pena, dolor o disgusto están contenidos dentro de la tristeza.


-La preocupación, inseguridad, anhelo y desesperación, están vinculadas a la ansiedad, por lo que el anhelo se vuelve un pensamiento excesivo hacia el futuro.


-El miedo como el máximo exponente de horror y pánico que seamos capaces de concebir en nuestras cabecitas.



7.3. Emociones positivas.

Ahora harás lo mismo en otra lista, pero en lugar de tachar las emociones positivas que experimentes vas a propiciar que surjan.

-Para la alegría provocaremos cierto nivel de deleite, diversión, euforia o humor. ¿Cómo lo conseguimos? Realizando algo que nos guste mucho, retomando una afición, viendo una comedia o siendo increíblemente tontos. Si, sé un(a) niño(a). Ríete. Inventa.

-Para el amor incentivemos la hormona oxitocina, vinculada al contacto social: tu mascota, tus amigos, pasar tiempo contigo y generar amor propio. Las emociones son: respeto, ternura, gratitud. Esta última indica tu poder de agradecer lo que ya tienes.


- Para la felicidad no queda más que detenerse de nuevo en las pequeñas cosas. Ver el mar, sentir las olas, escuchar música o dibujar. Las emociones consecuentes son: paz interior, tranquilidad, satisfacción, entre otras.


¿Sabías que existen las emociones estéticas? En este apartado sería buena idea decorar tu casa, otorgarle tu sello propio. Dale vida a ese cuadro viejo que tienes tirado a un rincón. Haz de tu casa o tu lugar personal una obra de arte, y suscita la emoción estética. Asociar tu lugar de descanso a emociones puras como la paz y tranquilidad te brinda un confort específico. Literal, a Si quieres seguir con los estudios te ofrecemos una superoferta, podrás acceder a todos los cursos de la web por un único pago de 55€

Le tienes miedo a las ranas y casualmente oyes un: ¨croac¨ ...

< Temario
¿Hay algún Error o Mejora?

CARGANDO

linea2.jpg
bottom of page