INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

5.9. Evitar el exceso de prohibiciones

Selecciona el idioma :

Este video solo está disponible para los alumnos que han adquirido el curso
Transcripción

La forma de educar a los jóvenes dice mucho del tipo de padres que somos con ellos, ¿Comprensibles con sus inquietudes de la edad? ¿Poco tolerantes?

Lo común es que transmitimos la experiencia de la misma forma que la hemos aprendido sin tener en cuenta su repercusión en el carácter del joven. La mejor manera de obtener un resultado provechoso en la educación es enseñar normas a nuestros hijos.

Cuando permitimos el libre albedrio en los pequeños estos pueden estar satisfechos de hacer su voluntad, pero necesitan conocer limites para poco a poco guiar su personalidad hacia un adulto de bien. En la mayoria de los casos queremos que se comporten de forma adecuada, ¿cuál es esa forma adecuada? El mayor poder de lo que deseamos está en nuestras palabras.

Usamos la comunicación para ser comprendidos por otros. La diferencia se encuentra en cómo nos dirigimos a los jóvenes lo más inteligentemente posible para que comprendan el mensaje.


Normas de conducta.

Las reglas o normas son muy importantes para la formación de una persona, pues con ellas les ayudamos a interactuar mejor en una sociedad llena de restricciones.

Lo principal que se busca con el conocimiento de normas de conductas en los jóvenes, es hacerles conscientes de la importancia del respeto hacia los demás. Enseñamos a nuestros hijos normas de conductas con el fin de que sepan hasta donde está permitido llegar cuando nos relacionamos en cualquier entorno, ya sea la escuela el vecindario o la familia.

Las normas son reglas pasivas que enmarcan el comportamiento dentro de un rango de seguridad emocional o fisica, más allá de esos limites comienzan las consecuencias.


Las prohibiciones.

Realmente no existe un manual de comportamiento correcto para un niño, por tanto algunos padres cometen el error de establecer prohibiciones. ¿Nos hemos detenido a pensar cuán dañino puede ser el exceso de prohibiciones para nuestros hijos?

Las prohibiciones excesivas a nuestros hijos son un sintoma de sobreprotección y miedo al cambio que la falta de esta pueda ocasionar. Su exceso puede provocar en los jóvenes la falta de autonomia para experimentar y descubrir el mundo que les rodea. Otro factor que influye de manera negativa en la personalidad de un joven, cuando vive rodeado de advertencias sobre su comportamiento o acciones, es la baja autoestima y temor a desarrollarse por medio propios.


Cambiar la forma de comunicarnos.

Es seguro que deseamos el bien para nuestros jóvenes, pero no lograremos ser confiables para ellos cuando solo les mostramos del mundo lo negativo. Posiblemente los métodos educativos actuales tienen resultados diferentes a los métodos antiguos pues, para ello hemos necesitado reevaluar una nueva forma de comunicación.

Imponer carece de sentido para un joven que aún no conoce las consecuencias de rebasar ciertos limites. Debemos hacerles entender por qué es importante conocer el riesgo. Una buena motivación para que nuestros hijos comprendan es permitiéndoles experimentar por si mismos para obtener una noción personal del mundo.


Evitar la negación.

Uno de los errores más comunes durante la educación de nuestros hijos es la negación. Cuando les restringimos mediante la negación a acciones que nos incomodan, les dejamos sin opción porque nunca les hemos enseñado esa opción.

Como contraparte de lo que no queremos que hagan, podemos enseñarle lo que queremos que hagan y destacar su beneficio. Esto ayudará a una disciplina persuasiva donde el pequeño puede llega ...... Si quieres seguir con los estudios te ofrecemos una super oferta, podras acceder a todos los cursos de la web por un unico pago de ???

¿Hay algún error o mejora?

¿Dónde está el error?

¿Cúal es el error?