INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

8.1. Estilos en la decoración de interiores (I)

Selecciona el idioma :

Este video solo está disponible para los alumnos que han adquirido el curso
Transcripción

La organización de los espacios interiores es una práctica ligada al origen del propio ser humano, sin embargo, no fue hasta los últimos siglos que las necesidades de confort, el desarrollo social, y el surgimiento de movimientos artisticos aceleraron el desarrollo funcional y estético de nuestro entorno, llegando hasta nuestros dias con formas o estilos muy diversas y entremezcladas.

El estilo es el conjunto de caracteristicas que a grandes rasgos unifican o distinguen la tendencia artistica de una época, de un género o de un autor. Los estilos están en constante evolución y transformación por lo que resulta imposible caracterizarlos de manera exacta.

En esta presentación nos referiremos de manera general a algunos de los rasgos más sobresalientes de los estilos más populares en la decoración de interiores, con el propósito de proporcionarle una referencia para iniciar el camino y una brújula para encontrar nuevas rutas creativas que lo ayuden a idear soluciones cada vez más estéticas y originales.


Estilo Clásico

El estilo clásico se originó en Francia en el siglo XVII, inspirado en el arte de la antigua Grecia y Roma. Se extendió por Europa rápidamente adquiriendo en cada pais sus rasgos caracteristicos a pesar de sus reglas estrictas.

El estilo clásico se caracteriza por el empleo columnas y cornisas; los muebles son de maderas preciosas, ornamentados con detalles en oro y con formas generalmente rectangulares; los complementos decorativos son esculturas en bronce y mármol, columnas, arcos, etcétera, ordenados simétricamente. Para la iluminación se emplean en el techo las lámparas de araña, mientras que en otros espacios se colocan candelabros de bronces y antorchas.

En el acabado de las paredes se suelen emplear colores verde olivo, verde claro, beige, crema y dorado, mientras que en la tapiceria son frecuentes los colores arena y pastel.
En la actualidad son pocos los que decoran sus casas empleando el estilo clásico puro, generalmente se emplea una variante denominada «clásica renovada», que emplea el color blanco para rebajar el tono de las paredes e introduce algunos muebles modernos para dar un toque renovador a los espacios.


Estilo Romántico

Se originó entre las décadas del 30 y el 90 del siglo XIX; es un estilo inspirado en la campiña francesa. Se identifica por el empleo de las flores, los colores rosas los espacios frescos y contemporáneos.

Los muebles románticos son de estilo barroco y rococó, generalmente en tonos claros o pintada de blanco. En los espacios aparecen flores, ya sea de manera natural en jarrones preferiblemente de cerámicas o estampadas en algodón. Los accesorios decorativos pueden ser piezas de arte, velas y también libros, espejos y jarrones decorativos.

Actualmente no se considera obligatorio contar con piezas de lujo para conseguir un estilo romántico, basta con emplear elementos florales, espejos y muebles con curvas atractivas.
Salto de página


Estilo Moderno

Surgió a fines del siglo XIX, con la Revolución Industrial y se desarrolló durante la primera mitad del siglo XX, alcanzando su popularidad entre las décadas del 40 y el 60 del pasado siglo con raices en el diseño alemán y el escandinavo. La esencia de este estilo en el diseño de interiores son las formas básicas y la decoración minima.

El estilo moderno se caracteriza por la utilización de nuevos materiales en la confección del mobiliario: madera contrachapada, metal, plástico y vidrio; los muebles modernos poseen formas básicas sin partes ornamentales, pero muy funcionales y atractivos.

La arquitectura moderna defiende los amplios espacios interiores, por lo que utiliza el menor número de paredes posible y los espacios se delimitan con muebles y se amplian con mucha luz y una paleta de colores naturales con énfasis en el blanco y los beiges, empleando los colores intensos solo sobre pequeñas superficies para ayudar a romper la monotonia de los tonos neutros.


Estilo Art Déco

El estilo Art Déco surge en Francia a finales de la primera década del siglo XX, alcanzando su popularidad en EE.UU. alrededor de las décadas de 1920, 1930, y 1940 del propio siglo. Dejó su influencia no solo en la arquitectura y el interiorismo, sino también en la escultura, la pintura y las artes gráficas. La esencia del estilo Art Déco es enfatizar en lo decorativo más que en la funcionalidad.

El Art Déco se caracteriza por el empleo de las formas geométricas; la utilización de un solo color en los espacios, combinando sus tonos y brillo para lograr los contrastes; distribuir muchos adornos en los espacios; usar adornos como perlas, vidrio, pinturas al óleo, lámparas esculturales y espejos.

Los muebles son de maderas exóticas y tienen ...... Si quieres seguir con los estudios te ofrecemos una super oferta, podras acceder a todos los cursos de la web por un unico pago de ???

¿Hay algún error o mejora?

¿Dónde está el error?

¿Cúal es el error?