INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

3.2. Modificando la percepción de los espacios

Selecciona el idioma :

Por favor, inicia sesión para que tu progreso sea registrado. Sin iniciar sesión, podrás visualizar el video pero no se aumentará tu avance en el curso
Transcripción

Las dimensiones y la forma de la habitación influyen considerablemente en su uso y están determinadas en gran medida por las caracteristicas estructurales de la edificación; sin embargo, mediante el manejo intencionado del color, la luz y la textura dentro de la estancia, se pueden modificar la percepción del tamaño, la escala y la distancia, de manera tal, que se logre adecuar perfectamente el espacio a la finalidad planificada.

¿Cómo combinar los colores para aprovechar mejor el espacio interior?
Para lograr que los colores influyan en la percepción de las dimensiones y la forma de los espacios interiores favorablemente, el decorador debe aprender a manejar los colores teniendo en cuenta las tres categorias siguientes: colores cálidos, colores frios y colores neutros.

  • Los colores cálidos son: los rojos, los naranjas y los amarillos.

  • Los colores frios son: los azules, los verdes y los violetas.

  • Los colores neutros: de manera general son aquellos de baja intensidad y saturación. Por ejemplo: blanco, negro, gris, beige y tono marrón o tierra.

A través del manejo adecuado de las tres categorias anteriores y la intensidad y saturación de los colores el decorador podrá lograr entre otras cosas: modificar la percepción de las dimensiones y la forma de un espacio; focalizar la atención sobre un objeto o una zona de la estancia; aportar calidez o frialdad; y hacer más alegres o sombrios los espacios interiores.


¿Cómo modificar la percepción de las dimensiones y la forma del espacio a través del manejo del color?

  • Cuando el espacio es demasiado pequeño, para lograr extender sus dimensiones aparentes (ancho, largo y alto) se deben emplear colores claros con tonalidades frias (azules, verdes) o grisáceas; estos colores se perciben más alejados, por lo que la habitación aumenta aparentemente de tamaño.

  • Cuando el espacio es demasiado grande, para crear la ilusión de una habitación más pequeña, se deben emplear tonalidades cálidas oscuras y saturadas, estos colores se perciben más próximos, haciendo que la habitación nos parezca más pequeña.

¿Cómo lograr focalizar la atención sobre un objeto o una zona del espacio empleando combinaciones de colores?

  • Se puede lograr focalizar la atención sobre una pared o área cualquiera del espacio, empleando colores de tonalidades cálidas e intensidades fuertes ya que estas suelen ser más atractivas y estimulantes. Si por el contrario, se quiere reducir la atención sobre un área, se deben emplear tonalidades frias y poco intensas.
  • Se puede lograr focalizar la atención sobre un objeto si logramos que su color contraste intensamente con el fondo y con el resto de los objetos que lo rodean.

Recomendaciones generales para el empleo de los colores en un espacio interior
De manera general la combinación de colores en un espacio interior debe seguir las siguientes pautas:

  • En las superficies extensas de una habitación (paredes, techo y piso) deben emplearse tonalidades más bien neutras.
  • En las superficies de extensión media, grandes alfombras, piezas voluminosas del mobiliario, etcétera, deben emplearse tonalidades de mayor intensidad.
  • En el resto de las superficies medias y pequeñas deben manejarse los distintos tonos para lograr equilibrio y resaltar el elemento principal.

¿Cómo emplear la luz para modificar la percepción del espacio interior?

Con el manejo intencionado de la luz el decorador puede lograr los siguientes efectos en el espacio interior:

  • El manejo de la luz y las sombras dan volumen al mobiliario, lo que acentúa las distancias entre los diferentes planos, dotando de profundidad al espacio.
  • La incidencia de la luz natural en los espacios interiores de manera diferente a lo largo del dia, y a través de las distintas épocas del año, transforman constantemente la percepción del espacio interior, modificando sus colores, las proyecciones de las sombras y los limites de los objetos y los espacios.
  • Direccionando la luz artificial se puede resaltar un objeto o modificar su percepción, haciendo que una figura nos provoque diferentes sensaciones al observarlo desde distintos lugares. Salto de página.

Empleo de la textura para acentuar el carácter de los espacios interiores. El empleo de la textura en muebles, paredes y accesorios de una habitación, debe estar en correspondencia con las dimensiones de la estancia, las superficies principales y otros elementos secundarios que componen el espacio interior.

Debido a que la textura propicia la percepción visual de un espacio más colmado, en las habitaciones muy pequeñas se recomienda su uso moderado o el empleo de texturas más suaves; mientras que en las habitaciones grandes, la textura puede emplearse como herramienta efectiva para reducir la percepción del espacio o para enmarcar diferentes áreas dentro de una habitación.

¿Hay algún error o mejora?

¿Dónde está el error?

¿Cúal es el error?