INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

1.5. Elementos de decoración (2)

Selecciona el idioma :

Transcripción

En esta presentación continuaremos conociendo otros elementos de la decoración: la luz, los colores, la textura y el papel pintado.
Salto de página


La luz

  • La luz constituye un elemento clave en la decoración de cualquier espacio; sin él, los demás elementos no podrian brillar plenamente, ni lucir sus diferentes matices.
  • La luz natural permite percibir un espacio interior cambiante a lo largo del dia, y en las diferentes estaciones del año, elemento a tener en cuenta sobre todo, para la selección de los colores de las paredes y los techos, la distribución de los muebles y el empleo de cortinas.
  • La luz artificial nos permite la iluminación general o especifica sobre un sitio de la estancia; dejar en penumbras algunos puntos y resaltar otros o crear infinidad de matices y colores que transformen toda o una parte de la estancia a nuestro antojo.

Al considerar la iluminación de una estancia se debe tener en cuenta en primer lugar las actividades que se van desarrollar ella, por ejemplo: en un cuarto de costura, debe primar un ambiente luminoso, que permita ver con claridad el trabajo, y además, observar claramente otros objetos o cuadros situados a mayor distancia para refrescar la vista periódicamente. Sin embargo, una sala podria tener un tono más suave, ciertos tonos oscuros la convertirian en un espacio mucho más versátil.


El color

El color es otro elemento clave en el diseño de interiores, se puede emplear para alterar la percepción del tamaño de la estancia, definir la unidad del proyecto decorativo e influir en el humor y el estado de ánimo de las personas.

Al valorar el color que requiere una habitación piense en las actividades que se efectuarán en ella y considere los efectos que provocará la iluminación natural y artificial a lo largo de todo el dia y durante la noche. Tenga en cuenta también el tamaño del espacio, considere que un espacio reducido puede lucir mayor si emplean colores claros, mientras que un espacio amplio puede aparentar más intimo y cálido si se emplean tonos más oscuros.

Tenga en cuenta siempre las preferencias individuales por los colores, recuerde que el empleo de ciertos colores puede resultar agradable para algunas personas y molesto para otras. Por ejemplo: aunque se dice que los tonos marrones y rojizos incentivan el apetito, no podriamos emplear esos colores en todas las cocinas y comedores ya que no todos los clientes los aceptarian.


La textura

La textura se refiere a la forma en que se presentan las superficies de los objetos acabados (lisa, rugosa, áspera, o granulada). Este elemento, pasado por alto algunas veces por los decoradores, permite crear acentos y contrastes que ayudan a expresar delicadeza, ternura, aspereza o naturalidad. Las texturas lisas producen una sensación visual estática, mientras que la textura rugosa produce una sutil sensación de profundidad o movimiento.

Cuando podemos apreciar una textura a través del tacto (al tocar un tapete, una alfombra, etcétera), decimos que se trata de una textura táctil o real, mientras que cuando podemos apreciar solo su representación nos referimos a texturas visuales o texturas gráficas.
Muchas son las maneras creativas de combinar diferentes tipos de texturas en una estancia (colocando tapetes, pinturas, alfombras, muebles, etcétera), sin embargo, no se recomienda el empleo de muchos objetos con texturas diferentes.


El papel pintado

En la actualidad todavia se continúa empleando el papel pintado en la decoración aunque no como se hacia en los años 60 del siglo pasado, cuando se cubrian todas las paredes de la casa. Hoy este elemento se emplea generalmente en una o dos paredes de una habitación, principalmente para diferenciar determinados ambientes de un espacio interior. Por ejemplo: el papel pintado podria contribuir a enmarcar el área del comedor, en un espacio que cumpla las funciones de sala y comedor.

El papel pintado puede servir también, para enmascarar el envejecimiento o los pequeños defectos de las paredes; para aumentar la sensación de altura o ancho de una estancia, o para animar una habitación infantil con colores y diseños apropiados.

Al elegir un papel pintado debe tener en cuenta que su función en la mayoria de los casos es complementaria, por lo que los papeles muy llamativos podrian interferir en la apreciación del mobiliario u otros elementos decorativos de la estancia.

¿Hay algún error o mejora?

¿Dónde está el error?

¿Cúal es el error?