INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

1.3. Protagonistas del coaching

Selecciona el idioma :

Transcripción

En el coaching son dos los protagonistas, el coachee o cliente y el coach, los cuales se empeñaran en establecer objetivos y planes de acción congruentes con los anhelos y la percepción del coachee. En esta relación, los valores y habilidades del coach, constituyen una pieza clave para el éxito del proceso.


El Coachee o cliente

Es una persona que ha determinado requerir los servicios profesionales de un coach, para alcanzar ciertos objetivos en su vida personal o profesional de manera eficiente.

Requisitos que debe cumplir el cliente para el logro de sus metas a través del coaching:

  • Tener el deseo, la intención y la voluntad de cambiar, de pasar a una condición diferente, de transformar aspectos de su vida personal o profesional con los cuales no está conforme.
  • Tener espiritu de superación, de sobrepasar los limites y vencer obstáculos con habilidad y esfuerzo, en pos de alcanzar metas y sueños.
  • Ver la vida como una oportunidad para la adquisición de conocimientos y experiencias, que favorecen nuestro crecimiento continuo.
  • Tener una mentalidad abierta, capaz de aceptar criticas, influencias y nuevas ideas.

El coach

El coach es un profesional que trabaja con personas para ayudarlas a que logren sus metas o desarrollen habilidades especificas, de una forma más eficiente que si lo realizaran por su cuenta.

Cualidades del coach:

  • Ser consciente de sus propios motivos: El coach debe estar consciente de sus valores y de sus propios motivos; es decir, debe pensar, comportarse y transmitir sus ideas, consciente de lo que hace. El coach debe actuar inspirado en su necesidad de superación, en sus sueños, en sus pasiones, para asi lograr inspirar a los demás. El buen coach busca sembrar y desarrollar al máximo las motivaciones interiores en el cliente.
  • Ser honesto y auténtico: El coach debe actuar cumpliendo con su deber, respetando las normas socialmente establecidas y de acuerdo con la moral. Debe hablar y obrar según lo que piensa realmente, sin mentir ni fingir.
  • Capacidad para establecer relaciones: El coach debe ser un individuo que se comporte con agrado, educación y afecto hacia los demás. Debe inspirar confianza.
  • Tener empatia: El coach tiene que tener la capacidad de conectarse afectivamente con el estado de ánimo o disposición emocional del cliente.
  • El coach debe ser flexible: El coach debe adaptarse con facilidad a los criterios y opiniones del cliente para establecer las prioridades, los objetivos y el plan de acción de común acuerdo. No debe exigir con excesivo rigor en el cumplimiento de normas, objetivos y metas. Debe ser capaz de adecuarse a las diversas situaciones o circunstancias que se presentan.
  • El coach debe ser un buen comunicador: El coach debe poseer una gran capacidad para transmitir sus opiniones y conectar con el cliente para hacerlo participe de sus ideas y sus sentimientos.
  • Debe escuchar activamente e identificar los sentimientos que transmite el cliente: Es importante que el coach preste atención a lo que oye y a las expresiones del cliente, debe interpretar los silencios y debe someter a reflexión y debate las propuestas, avisos y consejos que este le propone. Durante las sesiones de coaching, el coach debe lograr que el cliente hable mucho, exprese sus ideas, pensamientos y emociones sin interrupciones y sin prisas, para lograr esto, el coach debe escuchar y formular preguntas que incentiven en diálogo y el pensamiento.
  • La experiencia profesional del coach: Es muy importante el conocimiento y las habilidades que el coach adquiere, después de haber vivido, sentido o sufrido muchas veces, a lo largo de su carrera, diferentes situaciones, retos y decepciones; para entender y ayudar al cliente, a resolver las dificultades por las que atraviesa en la consecución de algún fin.

Competencias básicas del coach según la Federación Internacional de Coaching:

  • Establecer los cimientos: Adherirse al código deontológico y estándares profesionales. Esto implica la capacidad de comprender la ética y los estándares del coaching y de aplicarlos apropiadamente en todas las situaciones de coaching. Establecer el acuerdo de coaching. Es la habilidad de entender lo que se necesita en cada interacción especifica de coaching y establecer el acuerdo con cada nuevo cliente sobre el proceso y la relación de coaching.

  • Crear conjuntamente la relación: Establecer confianza e intimidad con el cliente. Será la habilidad para crear un entorno seguro que contribuya al desarrollo de respeto y confianza mutuos. Estar presente en el coaching. Será la habilidad para tener plena conciencia y crear relaciones espontáneas de coaching con el cliente, usando un estilo abierto, flexible y que demuestre seguridad y confianza.

  • Comunicar con efectividad: Escuchar activamente. Habilidad para enfocarse completamente en lo que el cliente dice y lo que no dice, entender el significado de lo que se dice y lo que no dice, entender el significado de lo que se dice en el contexto de los deseos del cliente, y apoyar al cliente para que se exprese. Realizar preguntas potentes. Habilidad de hacer preguntas que revelen la información necesaria para sacar el mayor beneficio para el cliente y la relación de coaching. Comunicar directamente. Habilidad para comunicarse de manera efectiva durante las sesiones de coaching, y utilizar el lenguaje de modo que tenga el mayor impacto positivo posible sobre el cliente.
  • Facilitar aprendizaje y resultados: Crear consciencia. Es la habilidad para integrar y evaluar con precisión múltiples fuentes de información y de hacer interpretaciones que ayuden al cliente a ganar consciencia y de ese modo alcanzar los resultados acordados. Diseñar acciones. Habilidad para crear con el cliente oportunidades para desarrollar el aprendizaje continuo, tanto durante el coaching como en situaciones de la vida o el trabajo, y para emprender nuevas acciones que conduzcan del modo más efectivo hacia los resultados acordados. Planificar y establecer metas. Habilidad para desarrollar y mantener con el cliente un plan de coaching efectivo. Gestionar el progreso y responsabilidad. Capacidad de poner la atención en lo que realmente es importante para el cliente y dejar la responsabilidad para actuar en manos de éste.

¿Hay algún error o mejora?

¿Dónde está el error?

¿Cúal es el error?