top of page

Sesión de descubrimiento

El trabajo orientativo del coach hacia el cliente se suele realizar, por regla general, mediante las llamadas sesiones de coaching. Una sesión de coaching es el espacio donde el cliente y el coach intercambian y se comunican respecto a los distintos temas que deberán abordar en el camino hacia la preparación del cliente. Algunas de estas sesiones iniciales son definidas como sesiones de descubrimiento, las cuales son esenciales en el proceso cognoscitivo que se deberá llevar a cabo para formular un perfil del cliente lo más certero posible.


Durante el desarrollo de la presente guía estaremos abordando algunos de los temas esenciales que debes dominar a la hora de llevar a cabo con éxito tus sesiones de descubrimiento.


1 Experiencia previa y formación personal


Entre los temas más importantes que debes abordar en tus sesiones de descubrimiento se encuentra el de la experiencia previa y la formación personal del cliente. Conocer estos aspectos te permitirá saber las deficiencias elementares en las que debes trabajar con tu cliente a la hora de cubrir su preparación personal de cara al negocio que desea emprender.


Es complejo iniciarse en un mercado del cual nunca se ha formado parte ni siquiera como empleado. Mientras mayor sea la experiencia y la preparación del cliente en el tipo de servicio o producto que pretende ofrecer con su negocio, más posibilidades tiene de hacer prosperar su emprendimiento de forma celera.

El hecho de que nuestro cliente no posea experiencia previa no lo exime de la posibilidad de iniciarse en un negocio determinado, siempre que sea capaz de cubrir esta falta de experiencia mediante el empleo de otros recursos. Un ejemplo de lo anterior pudiese ser, asociarse con alguien que sí domina los elementos teóricos y prácticos de los que él carece o simplemente invertir tiempo y dinero en cubrir su formación antes de empezar su negocio.


2 Disponibilidad de tiempo


Cuando iniciamos un nuevo negocio se demanda de una disponibilidad de tiempo suficiente para la gestión y desarrollo de toda una serie de acciones que serán necesarias antes de lograr que nuestro emprendimiento sea rentable. Es una realidad que muchos emprendedores inician un negocio mientras mantienen su empleo formal, con el objetivo de cubrir sus necesidades económicas en lo que el negocio logra prosperar.


Si bien lo anterior no representa un problema por si mismo, sí es importante que el emprendedor cuente con tiempo el disponible para manejar su negocio o los resultados no serán positivos. Todos los negocios no requieren de la misma atención, ya que por ejemplo algunos tipos de franquicias ya poseen un modelo que es bastante automatizado. No obstante, la gestión del negocio no se limita a las operaciones o procesos laborales, sino que hay otros muchos elementos como el marketing, las finanzas, la legalidad, entre otros, que requerirán de nuestra atención, sobre todo en los meses iniciales.



3 Recursos económicos


El último punto que abordaremos en esta guía es el de los recursos económicos. Si bien la disponibilidad de tiempo es uno de los recursos más importantes para hacer prosperar un negocio, los recursos económicos son esenciales para sufragar los distintos gastos que conlleva el tan solo lograr los permisos y licencias necesarias para ejercer cualquier actividad económica. El nivel de recursos económicos óptimo para montar un negocio desde cero dependerá significativamente del tipo de negocio que deseemos crear.


Es por ello que debemos saber discernir las cantidades aproximadas de capital que requiere el tipo de emprendimiento en el que nos estamos involucrando, de esta forma podemos asegurarnos que nuestro capital puede cubrir dichas demandas durante el tiempo que se precisa para hacer rentable al negocio. Las finanzas son un tema muy delicado y deben ser manejadas con mucha precisión si no queremos ver interrupciones forzosas en el camino a causa de la falta de capital para continuar.




Para más información

oferta en cursos online
bottom of page