Por qué nos conviene reducir la ingesta de azúcares en el día a día

Lo que llamamos azúcar abarca una gran variedad de endulzantes que se pueden dividir en monosacáridos (como la glucosa, la fructosa y la galactosa) y endulzantes complejos (como la sucralosa, la lactosa, o la maltosa, entre otros). El azúcar que solemos usar es la sucralosa y es un carbohidrato que se encuentra de forma natural en diversas plantas, principalmente en la caña de azúcar. Está compuesta por dos tipos de endulzantes simples: fructosa y glucosa.


Nuestro cuerpo necesita para funcionar diversos macronutrientes (proteínas, grasas, carbohidratos), y micronutrientes (vitaminas, minerales). Los hidratos de absorción rápida o simples, como el azúcar, solo aportan energía de utilización rápida”, subraya en una entrevista con Infosalus la doctora Teresa Lajo Morales, médico especialista en endocrinología y nutrición, y especialista en salud intestinal y microbiota de HLA Universitario Moncloa.


Según indica, puede ser necesario en el caso de algunos pacientes con problemas en la regulación del azúcar en sangre (como diabéticos en tratamiento con insulina) pero, en la mayoría de las personas sanas, en su opinión, es beneficioso reducirlo al máximo ya que existen otras fuentes de carbohidratos (incluso de rápida absorción) que sí aportan beneficios adicionales, como la fruta o algunos cereales.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo