Lista de menciones para etiquetas

Actualizado: hace 4 días



  • Alimentos conservados en ciertos gases: alimentos que con la finalidad de incrementar su tiempo de consumo son envasados mediante gases. En este caso deben poder leerse: “envasado en atmósfera protectora”

  • Alimentos que contengan edulcorantes: en la etiqueta de los alimentos que tengan entre sus componentes uno o más edulcorantes acreditados; deben poder leerse << con edulcorante(s) >>, este reconocimiento debe escribirse unido a la designación del alimento.

  • En la etiqueta de los alimentos que tengan entre sus componentes tanto azúcar como azúcares, además de uno o más edulcorantes acreditados; debe poder leerse: << con azúcar(es) y edulcorante(s) >>, este reconocimiento debe escribirse unido a la designación del alimento.


  • En la etiqueta de los alimentos que tengan entre sus componentes aspartamo o sal de aspartamo-acesulfamo acreditado; debe poder leerse: << contiene aspartamo (una fuente de fenilalanina) >> o la mención << contiene una fuente de fenilalanina >>.


  • En la etiqueta de los alimentos que presente en su compuesto más de un 10% de polialcoholes añadidos autorizados; debe poder leerse: << un consumo excesivo puede producir efectos laxantes >>.

Bebidas con un contenido de cafeína o alimentos con cafeína añadida:


  1. En la etiqueta de las bebidas (con excepción de las producidas a partir del café, té o extractos de té o café, en las que la designación de alimento incorpore los términos << café >>o << té >>) fabricadas con el objetivo de consumo sin modificaciones o añadiduras, que contienen cafeína, cualquiera sea el origen del misma, con una dosis que supera 150 miligramos por litro. Debe poder leerse: <<contenido elevado de cafeína: no recomendado para niños ni mujeres embarazadas o en período de lactancia >>.

  2. En la etiqueta de alimentos con fitosteroles, ésteres de fitosterol, fitostanoles o ésteres de fitostanol añadidos: debe poder leerse: << con esteroles vegetales añadidos >>o << con estanoles vegetales añadidos >>.


  • En la etiqueta de la carne congelada, preparados de carne congelados y productos de la pesca no procesados congelados: debe poder leerse: << fecha de congelación >>. Dado el caso de que el producto haya pasado reiteradas veces por procesos de congelado, está estipulado el señalamiento la fecha de la primera congelación.

Aspectos a tomar en cuenta para la lectura y valoración de la información nutricional:


  • Evaluar el tamaño de las porciones, con el fin de valorar si la información responde a la ración que se va a consumir. Las porciones o unidad de consumo pueden ser pequeñas, en dicha situación el consumo es de varias unidades así que la información nutricional no cubre realmente lo que se ingiere. Corresponde, por tanto, multiplicar los valores nutricionales por la cantidad exacta de porciones.


  • No se recomienda consumir alimentos altos en calorías, una porción no debería superar las 120-150 kilocalorías cada 100 gramos en sólido, o más de 20 kilocalorías cada 100 en líquidos. Por otro lado, si no aporta contenido energético, lo aconsejable es que no supere las 4 kilocalorías cada 100 mililitros.

  • Se debe regular las dosis de hidratos de carbono y de azúcares simples, asimismo, se ha de controlar la cantidad de fibra. Se exhorta incrementar el consumo de fibras y disminuir el consumo de azúcares simples.


  • Los productos que en su etiqueta colocan “bajo contenido en azúcar”, no deberían contener más de 5 gramos en 100 gramos o 2,5 gramos en 100 mililitros.

  • Corresponde evaluar los contenidos de grasa y la calidad de ésta. Son perjudiciales para el organismo aquellos alimentos que contienen altas dosis de grasas saturadas (mantequilla, grasas de origen animal, aceite de coco o palma) y grasas trans (margarinas). En cambio, alimentos ricos en ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados (aceites de oliva, girasol, maíz y soja), reportan beneficios de forma general y son saludables.


  • Conviene analizar el contenido de sal, la comida no debe tener más de 0.3 gramos por porción. La OMS aconseja incluso que el individuo adulto no exceda de los 5 gramos de sal al día. Se puede considerar un alimento con “bajo contenido de sodio/sal” si su contenido no sobrepasa los 0,12 gramos de sodio por cada 100 gramos o 100 mililitros.

Si estas interesado en aprender mas sobre este curso en el tema puedes dirigirte hacia este curso https://www.mywebstudies.com/curso-de/master-coaching-nutricional aquí encontraras un Master que tiene todo lo necesario para el curso sobre nutrición.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo