top of page

La memoria para estudiar bien

La memoria es sin dudas una de las funciones cognitivas que nos hacen funcionar eficientemente como seres sociales.


Solo imagina una vida sin retención de información o sin recuerdos. La memoria no es un proceso mental sencillo, sino todo lo contrario, pues esta incluye la codificación, almacenamiento y recuperación de información; que también comprende la conexión espacial y temporal de hechos con otros. Gracias a la memoria recordamos nombres, teléfonos, cumpleaños, rostros, lugares, canciones, comidas y todo tipo de sensaciones y emociones existentes que hayamos experimentado en la vida.


Desde otro punto de vista, debemos señalar, que la memoria también es fundamental para el aprendizaje, pues, ¿de qué serviría aprender cosas si no podemos recordarlas y por tanto tampoco ponerlas en práctica?


Desde el punto de vista anatómico, la memoria está vinculada con el hipocampo, sin embargo, muchas zonas del sistema nervioso están vinculadas con esta; como por ejemplo el hemisferio derecho del cerebro, relacionado con el significado de las palabras; el córtex temporal, donde se alojan los recuerdos de la infancia; los lóbulos frontales que coordinan el pensamiento y la percepción; y el cerebelo, donde ocurren muchos de los procesos cognitivos automatizados.



Tipos de memoria

Existen muchos tipos de memoria, como mismo varios criterios de clasificación. El que les mostraremos en la lección de hoy, responde a la teoría multialmacén de Atkinson y Shiffrin:

· Memoria sensorial: Este tipo de memoria es bastante efímera, pues su duración es de aproximadamente de 250 milisegundos. Este tiempo es suficiente para que la información recibida sea identificada para procesarla posteriormente.

· Memoria a corto plazo (MCP): Como bien su nombre indica, esta retiene información por cortos períodos de tiempo, y dentro de esta se encuentran:

· Memoria operativa (también conocida como memoria de trabajo): Al pertenecer al grupo de memoria a corto plazo, esta está relacionada con las labores en las que se requiere almacenar información recurrente. A la vez se compone de cuatro factores fundamentales: Bucle fonológico, agenda visoespacial, almacén episódico y sistema ejecutivo. El primero de estos se especializa en la información verbal, gracias a este memorizamos direcciones. El segundo, se encarga de procesar la información de tipo imagen, a este le debemos recordar una ruta determinada. El tercero, almacén episódico, es el responsable de integrar la información obtenida de otros lugares, dígase de visual, verbal, temporal y espacial. Por último, el sistema ejecutivo rige el funcionamiento de la memoria de trabajo.

· Memoria a largo plazo (MLP): Como bien indica su nombre, esta retiene información por largos períodos de tiempo. Al igual que la memoria a corto plazo, se compone de varios tipos:

· Memoria implícita o procedimental: Precisamente esta almacena de forma inconsciente, permitiéndonos realizar actividades automáticas como correr, conducir, detenernos en un semáforo, etc.

· Memoria explícita o declarativa: Esta al contrario de la anterior, almacena de forma consciente y se manifiesta en el reconocimiento de fechas de cumpleaños, personas, lugares, etc.

· Memoria episódica: Este tipo de memoria nos permite almacenar datos de nuestra vida, como momentos buenos, malos, especiales y mucho más.

· Memoria semántica: Al contrario de la anterior, nos permite recordar sucesos a largo plazo, pero no relacionados con nuestras experiencias personales. Ejemplo de esto es el conocimiento de hechos históricos importantes.



Anomalías asociadas a la memoria:

· Efecto recencia: Recordamos con mayor intensidad la información que se nos presenta de última.

· Efecto primacía: Recordamos con mayor intensidad la información que se nos presenta de primera.

· Efecto Google: Tendencia a olvidar datos que sabemos que podemos encontrar de forma sencilla en Internet sin necesidad de memorizarlos.

· Efecto Mandela o falso recuerdo: Recuerdo distorsionado, cuya distorsión parece ser bastante común en personas no relacionadas entre sí. Se conoce por este nombre, pues muchas personas aseguraban que Nelson Mandela había muerto en prisión, cuando no fue así.

· “Deja Vu”: Sensación irreal de haber vivido un momento determinado previamente.

· “Jamais vu”: Al contrario de la anterior, esta sucede cuando creemos haber vivido una situación determinada por primera vez, cuando en realidad ya la habíamos experimentado en varias ocasiones.



¿Estás interesado en cursos de Aprendizaje y Estudios?

oferta en cursos online
bottom of page