top of page

Evitar las distracciones a la hora de estudiar

Las distracciones son uno de los elementos más nocivos para la productividad del ser humano. En muchas ocasiones cuesta trabajo distinguirlas con facilidad, esto se debe a que las mismas suelen ser percibidas por nosotros como un elemento común, una tarea ordinaria e incluso como algo a lo que debemos prestarle importancia. Lo cierto, es que mientras más tediosa sea la tarea a la que debemos enfrentarnos, más distracción buscamos atraer, porque nuestro cerebro evita enfrentarse a los momentos desagradables, busca la vía que menor resistencia le ofrezca, y evidentemente esa vía nunca va a ser cumplir con nuestras responsabilidades.


A continuación te ofreceremos una panorámica general de lo dañinas que pueden llegar a ser las distracciones y qué medidas podemos tomar para evitarlas durante nuestras jornadas de estudio, con el objetivo de poder aprovechar mejor el tiempo y ser más eficientes en nuestras tareas diarias.



La distracción es un problema

El auge del internet y las redes sociales nos ha bombardeado de millones de elementos que influyen negativamente en nuestra capacidad de concentrarnos en las tareas ordinarias del día a día, esto es fácil de entender, porque los algoritmos que hay detrás de estos sitios están cuidadosamente diseñados para comprender qué contenidos nos gusta más y brindarnos una fuente inagotable de estos.


Su objetivo fundamental es mantenernos en sus sitios la mayor cantidad de tiempo posible, ya que su modelo de negocio se basa justamente en el consumo que hacemos. Ya no es tan sencillo como apagar el televisor cuando terminemos la película, ahora debes vencer al algoritmo en su intento de mostrarte algo lo suficientemente atractivo como para evitar que te vayas.


Es este el problema del mal uso de las tecnologías, que cuesta trabajo encontrar los límites, porque a los proveedores no les interesa marcar esos límites tampoco, no es su responsabilidad, sino la tuya. Si no somos capaces de controlar el uso que hacemos y del tiempo que perdemos en distracciones, será imposible mantener un ritmo de productividad eficiente.


Está claro que no todas las distracciones provienen de los sitios en internet, basta con pensar las horas que se pierden conversando temas banales con cualquier amigo, jugando videojuegos, escuchando música o cualquier actividad que alargue un poco más el tiempo de enfrentarnos a lo que debemos hacer.

Visto el problema, te proponemos tomar algunas de las siguientes acciones para evitar los efectos de este.



Regula tu conexión

El autoestudio está inevitablemente relacionado con la disciplina, si bien en la escuela hay reglas, en el estudio individual deben existir esas reglas también. Que no tengas a nadie que te controle no significa que no exista un orden, debes imponerte tus propias reglas, para empezar, regular el acceso al internet solo para cuestiones estudiantiles durante el tiempo de estudio. Esto se puede implementar de diversas formas, de hecho hay muchas aplicaciones gratuitas que hoy brindan estas funciones, permitiéndote regular el acceso que puedes hacer a determinados sitios durante un tiempo, aunque lo ideal sería que fuese una cuestión de voluntad y disciplina, donde no puedas conectarte durante el tiempo de estudio, porque es una regla autoimpuesta y has decidido respetarte.



Establece horarios

Una distracción muy común es que te llamen al teléfono o te visiten inesperadamente, a veces cuesta trabajo evitar estos acontecimientos, porque son casuales y no pueden ser previstos. Para ello lo mejor es que tengas horarios de estudio y que lo hagas conocer, de esta forma tus amigos y familiares sabrán que estás ocupado durante ese tiempo, y aunque cueste un poco de trabajo al comienzo, con el tiempo las interrupciones serán menores.



Crea tu plan de estudio

Muy ligado a lo anterior, no dejes que estudiar sea un evento improvisado. Planifica con antelación tus planes de estudio para que no te tome por sorpresa la acumulación de tareas. El tener un plan de estudio anticipado te permitirá acomodar los eventos triviales a los períodos de descanso y acomodar tu espacio de recreación de forma tal que no afecte el contenido de tus tareas diarias.


¿Estás interesado en cursos de Aprendizaje y Estudios?


oferta en cursos online
bottom of page