top of page

Evita la comunicación a distancia

El tema que estaremos abordando a continuación pudiera llegar a ser algo controversial, considerando el sistema de trabajo que tengas implementado para el trato con tus clientes. Muchos profesionales hacen uso exclusivo de la comunicación a distancia. Con el desarrollo tecnológico presente, la comunicación a distancia es una opción muy atractiva, ya que optimiza los procesos de logística que conlleva el brindar una atención personalizada a un cliente.


Si bien este tema no va de criticar la comunicación a distancia, sí queremos resaltar las numerosas ventajas de mantener un intercambio personal durante las primeras sesiones de coaching, siempre que las condiciones así lo permitan. Durante el desarrollo de la presente guía estaremos abordando algunos de los elementos más importantes relacionados con la forma en que establecemos contacto con nuestros clientes durante las sesiones iniciales de coaching.



1 Las ventajas de la comunicación en persona durante las sesiones iniciales.


La comunicación en persona, donde el coach y el cliente comparten el mismo espacio físico, permite obtener una serie de resultados que destacan sobre la comunicación a distancia, durante las sesiones iniciales de coaching. La relación profesional que surge entre el coach y el cliente se suele fundar sobre lazos sólidos de complicidad y confianza.


En este punto, el contacto físico ha demostrado ser mucho más efectivo que el virtual, ya que por muy avanzada que esté la tecnología, nuestra marcada característica como ser social nos infringe una necesidad constante de relacionarnos de la forma más personal posible si deseamos romper algunas barreras comunicativas iniciales.


Con esto no expresamos que la comunicación a distancia sea una mala opción, de hecho, en muchas ocasiones es la única alternativa cuando media una distancia considerable entre el coach y el cliente. Solo hacemos énfasis en la importancia que tiene el esforzarnos por realizar los primeros encuentros de forma presencial siempre que existan las condiciones adecuadas para llevarlo a cabo.



2 Mejores y peores alternativas


En las circunstancias en que la comunicación personal no pueda ser establecida durante las sesiones iniciales de coaching, a causa de fuerzas mayores, se debe acudir a alguna alternativa que facilite la conversación entre el cliente y el coach. Para ello hemos enumerado las tres alternativas más comunes, en grado de recomendación.


  • Video llamadas: La alternativa más recomendada a la comunicación presencial son los videos llamados. Esto se debe a que si bien las video llamadas no logran romper algunas de las barreras comunicativas que si logra la comunicación presencial, estas permiten transmitir un mayor grado de información que el resto de las alternativas. Cuando comunicamos, no solo lo hacemos con nuestra voz, sino que intervienen toda una serie de elementos como las expresiones no verbales, que resaltan todo un cúmulo de señales informativas que pueden ser aprovechadas de forma efectiva por el coach.

  • Llamadas: Las llamadas son la segunda alternativa más recomendada. Estas son mucho menos efectivas que los videos llamados a la hora de recoger información de valor para el coach. Esto es producto a que con las llamadas se pierde la información que brindan las expresiones no verbales. De igual manera puede verse afectada la comunicación a causa de malas interpretaciones sobre el tono de voz o entonación de la misma. Procura utilizar las llamadas solo cuando sea totalmente imposible llevar a cabo una video llamada.

  • Mensajes de textos: Los mensajes de textos son el estilo comunicativo menos recomendado para llevar a cabo nuestras primeras sesiones de coaching. La información que puede ser recibida a través de un mensaje de texto es extremadamente limitada, ya que esta solo recoge información muy puntual que no puede ser contrastada ni medida con elementos que denoten el estado anímico del cliente o el contexto de algunas expresiones.




Para más información

oferta en cursos online
bottom of page