top of page

El envejecimiento

El envejecimiento es un proceso natural por el que transitan todos los seres humanos, es inevitable y responde a una serie de factores biológicos y psicológicos que provocan cambios graduales en nuestro cuerpo. Este fenómeno es particular en cada ser humano, todas las personas envejecen, pero no todas lo hacen de igual manera. Envejecer no solo es un proceso cronológico, la edad responde también a ciertas características que determinan el nivel de salud física y mental de cada individuo, es por ello que si bien a ciertas edades se considera que una persona se encuentra ya en la vejez, debemos atender a otros patrones para clasificar el tipo de vejez al que se hace referencia.


Durante el desarrollo de la presente guía estaremos abordando algunos de los elementos que distinguen al envejecimiento, haciendo énfasis en las distintas edades que se toman como referencia a la hora de valorar el grado de vejez que presenta un individuo.


Factor cronológico

Cuando tomamos como referencia el factor cronológico para determinar el grado de vejez que presenta una persona, estamos haciendo referencia a la edad cronológica. Esta edad es la que más se utiliza desde el plano social, no científico o académico. Esta edad se expresa en años, por lo que si han transitado 65 años desde que la persona ha nacido, se le considera un anciano o adulto mayor.


La edad, atendiendo a los aspectos cronológicos es muy inexacta, no responde a patrones científicos, ni se expresa con iguales resultados en cada individuo. Es por ello, que comúnmente conocemos la edad de ciertas personas y nos asombramos, ya que parecen más jóvenes o más ancianos.



Factor biológico

El factor biológico que interviene a la hora de determinar la edad de un individuo es mucho más exacto que el cronológico. Cuando se aprecian las características biológicas de una persona se puede establecer una serie de criterios que permiten arribar a la edad aproximada que debe presentar el sujeto, esta edad biológica se encuentra determinada por el estilo de vida que se ha sostenido a lo largo de los años, los hábitos saludables, la calidad de la alimentación y las enfermedades presentes.


En este punto, nos podemos encontrar con personas que presentan una edad cronológica de 65 años, pero su edad biológica es muy inferior a los 65. De igual manera, un sujeto de 40 años puede presentar ciertas características que lo hacen ser percibido como uno de 65 años. El factor biológico nos dice que cada individuo envejece a su propio ritmo y que la forma en la que nos comportamos en la juventud, contribuirá de forma notable a disminuir o acelerar nuestro proceso de envejecimiento.



Factor psicológico

En dependencia de si deseamos distinguir entre salud mental y salud psicológica, debemos lidiar con una posible tercera edad, la edad psicológica. Para muchos especialistas, la salud es una sola, por lo que tal edad psicológica no existiría. No obstante, con el fin de ilustrar en qué consiste esta tercera edad, tomemos como referencia los factores psicológicos a la hora de clasificar el grado de envejecimiento que presenta un individuo.


De la misma manera en que las enfermedades no psicológicas influyen en la apreciación que se pueda tener de la edad de una persona, el estado de salud mental de un individuo y la mentalidad o proyección que este presente no brinda todo un cúmulo de información acerca de su edad aproximada. Manteniendo una adecuada combinación entre el cuidado de nuestra salud física y nuestra salud mental, podemos retardar el proceso de envejecimiento y apartarnos de los patrones cronológicos que buscan generalizar el grado de vejez en cada individuo.


Si tienes interés en cursos de nutrición en ofertas pulsa aquí

oferta en cursos online
bottom of page