¿Cuáles son las etapas fundamentales del proceso de coaching?

Actualizado: hace 4 días


Antes de responder la anterior interrogante, conviene repasar el concepto de coaching. Según la Federación Internacional de Coaching, consiste en trabajar junto al cliente en un proceso creativo y estimulante, que le sirva de inspiración para maximizar su potencial personal y profesional. O sea, hablamos de un vínculo de cercanía ascendente entre coach y coacheé, donde la finalidad consiste en el cumplimiento de las metas del este último. El coacheé en todo caso no ha de ser visto como un receptor, sino como la persona influenciada.


El proceso de coaching asume un itinerario, diferentes momentos que van a ser determinados por los implicados, en mayor medida por el profesional, según las necesidades específicas. Ahora bien, pese a las particularidades de cada proceso, existen como guía las denominadas “etapas fundamentales del proceso de coaching”: Se diagnostican las circunstancias, la situación real e idónea, se avanza hacia el momento de feedback, se establece de forma conjunta un plan para la toma de acción, y por último se da un seguimiento disciplinado de dicho plan.


Sin más preludio, ¿cuáles son los cuatro pasos principales del proceso de coaching?


Definir el proceso de coaching: Se trata del paso introductorio, se define desde la terminología hasta cómo se lleva a cabo en la práctica el concepto. Una vez el cliente conozca en qué consiste el coaching, es más fácil que comprenda los beneficios de dicho servicio. Se trata del acompañamiento profesional en un proceso de importancia en el viaje vital del cocheé. El coach otorga una guía espiritual y pragmática, dicho a grandes rasgos, para el emprendimiento del cliente. Este primer momento debe acompañarse de la determinación del objetivo particular.


Ampliar la visualización sobre el objetivo: Con el objetivo ya definido se procede a generar una nueva perspectiva para su visualización. Resulta imposible que el coacheé haya tomado todas las posturas efectivas posibles, y menos que haya analizado cada potencial procedimiento. Mediante un diálogo caracterizado por preguntas analíticas se intenta conducir al coacheé a una toma de conciencia. Es él, en este caso, quien determina qué aspecto priorizar, y cómo manejar esa búsqueda personal. El coach se limita a generar un diálogo que incentive el esfuerzo intelectual y otorgue seguridad.


Deshacerse de los obstáculos mentales: Viktor Frankl, es el autor tras la idea de que entre lo que nos ocurre y nuestra reacción existe un espacio determinado por la interpretación, y más importantes aún, por las decisiones tras nuestro estilo de vida y pensamiento que han consolidado ese filtro de interpretación. Es parte esencial del trabajo del coach maniobrar con la estructura mental del coacheé, de forma que lo que era un terreno de limitantes se convierta en creencias que potencien el desempeño de este último. En la mayoría de los casos, detrás del fracaso yace la auto percepción dañina o prejuicios. Trabajar para generar un pensamiento grato y productivo conlleva un reflejo instantáneo en la dimensión conductual.


Plan en manos y a la obra: Hemos atendido ya la parte teórica y psicológica del proceso de coaching, pero estamos en punto definitorio: la redacción del plan y la arrancada. Primeramente, se crea de forma conjunta un plan inicial, sujeto a cambios según el comportamiento o la eficacia. Luego ya, en cada sesión debe establecer los puntos que deben resolverse, o al menos estar en vía de gestión, para el próximo encuentro. Siempre debe prestarse atención a la conversión del significado del término “éxito” para el coacheé, he aquí un punto clave para medir la madurez del proceso que se está desarrollando.


¿Qué beneficios trae consigo el proceso de coaching?

  • Determinar con mayor agudeza los objetivos, y ubicar los esfuerzos de forma justa para su alcance.

  • Inserta una nueva mirada sobre el tema que conduce a la búsqueda de guía profesional. Se le da un tratamiento analítico, de forma que se pone en tela de juicio todo el procedimiento, y se diagnostica el por qué no está funcionado.

  • Otorga herramientas para asumir los retos, se opera con una perspectiva más amplia y disciplinadas. Asimismo se adquieren técnicas para la consecución de metas.

  • Fomenta una amplia gama de habilidades conversacionales y liderazgo.


Si deseas acceder a un curso formal destinado a la formación de coachees elaborado por profesionales titulados y experimentados en el área, ¡te proponemos comprar el nuestro!


Si estas interesado en aprender mas sobre este curso en el tema puedes dirigirte hacia este curso https://www.mywebstudies.com/curso-de/master-coaching-nutricional aquí encontraras un Master que tiene todo lo necesario para el curso sobre nutrición.

28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo