¿Cuáles son las competencias de un coach profesional?

La International Coaching Federación (ICF), fundada en 1995, es la organización de coaching líder a nivel mundial, con cerca de 40.000 miembros en 146 países, y define ocho competencias que todo coach profesional debe demostrar.

La Asociación Española de Coaching (ASESCO) con más de 800 coaches profesionales, trabaja desde el año 2000 promoviendo el coaching profesional, ético, responsable y de calidad, y divulgado sus beneficios tanto en el ámbito personal como profesional, empresarial y organizacional.


Las competencias de coaching surgen con el propósito de:

  • Evaluar a los coaches que desean certificarse profesionalmente y renovar sus credenciales.

  • Evaluar los programas de formación en coaching con garantía de calidad.

  • Y divulgar la comprensión de las habilidades necesarias para ser un buen profesional.


Todas son claves y toda formación en coaching debe asegurar su aprendizaje y puesta en práctica por parte de sus alumnos:

  • Demuestra práctica ética: Entiende y aplica constantemente la ética y los estándares de coaching.

  • Encarna una mentalidad de coaching: Desarrolla y mantiene una mentalidad abierta, curiosa, flexible y centrada en cada cliente.

  • Establece y mantiene acuerdos: Colabora con cada cliente y con las partes interesadas pertinentes para crear acuerdos claros sobre la relación, el proceso, los planes y las metas de coaching. Establece acuerdos para el compromiso de coaching general, así como aquellos para cada sesión de coaching.

  • Cultiva confianza y seguridad: Colabora con cada cliente para crear un ambiente que le dé apoyo y seguridad y le permita compartir libremente. Mantiene una relación de respeto y confianza mutuos.

  • Mantiene presencia: Es plenamente consciente y está presente con cada cliente, empleando un estilo abierto, flexible, bien fundado y seguro.

  • Escucha activamente: Se enfoca en lo que cada cliente está y no está diciendo para comprender plenamente lo que se está comunicando en el contexto de los sistemas de cada cliente y para apoyar su autoexpresión.

  • Provoca conciencia: Facilita el entendimiento y el aprendizaje de cada cliente mediante el uso de herramientas y técnicas como preguntas poderosas, silencio, metáforas o analogías.

  • Facilita el crecimiento de cada cliente: Colabora con cada cliente para transformar aprendizaje y entendimiento en acción. Promueve la autonomía del cliente en el proceso de coaching.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo