Comida para prevenir y tratar el cáncer.

Actualizado: hace 4 días

Dieta en la prevención del cáncer.


El cáncer es un conjunto de enfermedades complejas que se caracterizan por el crecimiento de las células de forma atípica, casi independientes. Puede comenzar localmente y esparcirse en las zonas circundantes, lo que provoca la muerte del paciente si no se trata de forma adecuada.



El cáncer es la segunda causa de muerte en los países desarrollados, solo precedido por los padecimientos de índole cardiovascular, por tanto se trata de una enfermedad que afecta todo el globo.


El cáncer surge de interacción compleja interna (cambio genético, metabolismo) y ciertos factores ambientales detonadores como fumar, radioterapia, virus, bacterias y hábitos alimenticios, etc.


Aunque la cuestión nutricional no está calificada como una causa directa del cáncer, si existen asociaciones científicas entre algunas dietas u hábitos alimenticios y el desarrollo o agravación de la enfermedad.


Factores ambientales:


  • Fumar es el factor principal.

  • Hábitos alimentarios.

  • Consumir bebidas alcohólicas.

  • Sedentarismo y obesidad.

  • Infección

  • Radiación.


Posible influencia de la dieta en la aparición del cáncer


Cáncer de cavidad oral, faringe y esófago: factores ambientales de riesgo.


  • Fumar

  • Consumo no moderado bebidas alcohólicas.

  • Sobrepeso y obesidad.

  • Las deficiencias de micronutrientes.

  • Comer alimentos a temperaturas muy altas.

  • Consumo habitual del pescado salado chino.


Cáncer de estómago: se considera la infección por H.pylori como el primer riesgo confirmado. Pero dicho esto, no es una razón suficiente para causar cáncer, se maneja el criterio que una dieta rica en alimentos salados, especialmente carnes y encurtidos, aumentará el riesgo del padecimiento.


Asimismo, comer más frutas y verduras, que son ricas en vitamina C, se ha relacionado con la disminución de la potencialidad del padecimiento.


Cáncer colorrectal: La incidencia del cáncer colorrectal en los países desarrollados es unas 10 veces mayor que en los países en vía de desarrollo. Se cree que la dieta es la razón de esta marcada diferencia. Los principales factores de riesgo son:


  • Sobrepeso y obesidad.

  • Hábitos de consumo de carne enlatada.

  • Factores que pueden reducir el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal:

  • Consumo de frutas y verduras.

  • Altas dosis ácido fólico, ya sea en tu dieta o a través de suplementos vitamínicos.

  • Alta cantidad de calcio.


Cáncer de pulmón: fumar aumenta el riesgo de cáncer de pulmón en aproximadamente un 30 % y es el origen de más del 80 % de los casos de cáncer de pulmón en los países desarrollados. Ahora bien, no existe un concierto en cuanto a los criterios sobre los efectos de comer frutas y verduras en el padecimiento. La prioridad en la prevención del cáncer de pulmón continúa siendo eliminar el hábito de fumar.


Cáncer de mama: El cáncer de mama es más común en las mujeres. Los únicos factores dietéticos que aumentan el riesgo de cáncer de mama son:


  • Se estima que la obesidad aumenta el riesgo de cáncer de mama en aproximadamente un 50%.

  • Consumir bebidas alcohólicas.


Cáncer de endometrio: el riesgo de desarrollar cáncer de endometrio en mujeres obesas es tres veces mayor que en mujeres delgadas. Los estudios de casos y controles no confirmados apuntan a que una dieta con alto consumo de frutas y verduras podría disminuir el riesgo, mientras que una dieta alta en grasas saturadas o grasa total tendría el efecto contrario.


Cáncer de próstata: las tasas de cáncer de próstata son aproximadamente diez veces más altas en América del Norte y Europa que en Asia. Los datos obtenidos en futuros estudios no encuentran asociación entre factores dietéticos específicos y la incidencia de este tipo de cáncer, pero sí sugieren alguna relación con la dieta propia del hombre occidental.


Cáncer de riñón: se cree que el sobrepeso y la obesidad son responsables de hasta el 30 % de los casos de cáncer de riñón de ambos sexos.


Sustancias de algunos alimentos que están vinculadas al origen y desarrollo del cáncer:


  • Micotoxinas: compuestos producidos por hongos. La más famosa de ellas es la aflatoxina, que abunda especialmente en las existencias de cereales (maíz, sorgo, mijo, arroz, trigo), oleaginosas (oliva, soja, girasol, algodón) y especias (ají y pimienta negra), con un alto temperatura y humedad. Hoy día, son los cancerígenos hepáticos más potentes que se conocen.


  • Las nitrosamidas y las nitrosaminas: no se encuentran de forma natural en los alimentos. Surgen por la reacción entre las aminas de los alimentos y el nitrito de sodio, que es la sal de sodio que se añade a los alimentos cárnicos como conservante y estabilizador del color de la carne y sus derivados. Estos compuestos se hallan esencialmente en carnes procesadas y embutidos.


  • Ahumados: el método utilizado para hacer alimentos ahumados se cree cancerígeno. Su efecto proviene de los hidrocarburos aromáticos policíclicos producidos en este proceso.


  • Grasas: comer alimentos ricos en grasas saturadas, como mantequilla, crema y carne roja, parece estar relacionado con el origen de los cánceres de mama, endometrio y colorrectal.


Si estas interesado en aprender mas sobre este curso en el tema puedes dirigirte hacia este curso https://www.mywebstudies.com/curso-de/master-coaching-nutricional aquí encontraras un Master que tiene todo lo necesario para el curso sobre nutrición.


8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo