INGRESAR

REGISTRARSE
Buscador

Cultura de innovación. método de los 6 sombreros.

2024-04-05

La forma más fácil que tiene una empresa de ser exitosa es innovando constantemente. Innovar consiste en encontrar nuevas soluciones para el mercado, crear productos que sean disruptivos y saber predecir las tendencias de nuestra industria. La innovación es un proceso complejo y costoso, que requiere de un ambiente laboral adecuado. Con el objetivo de lograr un proceso de innovación eficiente a nivel empresarial, se han desarrollado disímiles técnicas para facilitar la libertad de creación y la producción de ideas novedosas.

Durante la presente guía abordaremos el estudio del método de los seis sombreros, enfocado en el desarrollo de la innovación en nuestra empresa.

En qué consiste el método de los seis sombreros?

El método de los seis sombreros consiste en enfocar los esfuerzos por solucionar los problemas desde distintas perspectivas. Es pensar de forma creativa, pero sin estancarnos en un solo punto de vista o forma de abordar la cuestión. Cada sombrero representa una manera de ver el problema, son seis formas de pensar para no estancarnos en una visión prejuiciosa de la realidad.

Sombrero blanco

El sombrero blanco representa la neutralidad. Esto significa que desde esta visión debemos contemplar los hechos desde una perspectiva neutral, sin tomar parte motivado por nuestras emociones o conocimientos previos del hecho.

Sombrero rojo

El sombrero rojo es la intuición. Contrario al sombrero blanco, cuando afrontamos los hechos desde la intuición se rompe la neutralidad, porque estamos haciendo uso de la intuición y no de la razón. Esta visión es más irracional pero nos permite obtener una aproximación hacia nuestro lado más emocional, que en muchas ocasiones puede ser el adecuado.

Sombrero verde

El sombrero verde es el de la ideas. Es el lado del pensamiento más creativo, fomenta la generación del pensamiento en torno a crear posibles soluciones al problema en cuestión. Cuando pensamos desde el sombrero verde lo hacemos sin centrarnos tanto en el problema, sino en la solución que le podemos dar a este. Se debe ser flexible y creativo, mientras más ideas aportemos más cerca estaremos de encontrar la adecuada.

Sombrero Negro

El sombrero negro alude a las críticas y riesgos presentes tanto en el problema como en las ideas que giran en torno a este. Gracias al pensamiento generado desde esta perspectiva es que se logra cierto contrapeso que nos induce hacia la supervivencia y preservación de nuestra empresa. Innovar con ideas disruptivas puede ser tan apasionante que en muchas ocasiones podemos llegar a nublar nuestro sentido del riesgo. Es por ello que el sombrero negro juega un papel muy importante a la hora de ser creativos.

Sombrero amarillo

La línea de pensamiento abordada a la hora de pensar desde el sombrero amarillo es el optimismo, el optimismo es verle siempre el lado positivo a la idea o el problema. Siendo optimistas fomentamos el espíritu de lucha contra el derrotismo, mejoramos el estado anímico y somos capaces de tomar riesgos mayores. El sombrero amarillo es el antagónico del negro, mientras el primero nos insta a tomar decisiones con valor y sin apegarnos tanto a los riesgos, el segundo nos mueve hacia ese lado más precavido y previsor. Ambos sombreros son muy importantes porque nos permite encontrar un balance adecuado en la toma de decisiones.

Sombrero azul

El sombrero azul es el sombrero del control y los resultados. El control alude al enfoque activo, la concentración total en encontrar la solución al problema presente. Los resultados deben ser la meta a seguir, no hay mejor indicador del progreso que estamos realizando que mirar los resultados. Control y resultados son dos aspectos a tener muy presentes durante el proceso de innovación.